Las plantas: una alternativa en la lucha contra el cáncer

De WikiNoticias UANL

27 de marzo de 2009

Dionaea muscipola o venus atrapamoscas, planta cuyas propiedades son curativas contra el cáncer.

La enfermedad del cáncer es el crecimiento descontrolado de células anormales en el cuerpo. Las células son los pilares fundamentales de los seres vivos. El cáncer se origina de células normales en el cuerpo. Las células normales se multiplican cuando el cuerpo las necesita y mueren cuando el cuerpo ya no las necesita. El cáncer parece ocurrir cuando el crecimiento de las células en el cuerpo está fuera de control y éstas se dividen demasiado rápido. Igualmente, puede ocurrir cuando las células "olvidan" cómo morir.

Al proceso mediante el cual la enfermedad se propaga a distancia, por vía linfática o sanguínea, se llama metástasis. Dicho proceso origina el crecimiento de tumores malignos o benignos. La mayoría de los cánceres producen tumores, con excepción de la leucemia.

Una de las principales causa de muerte

El cáncer es la causa de cerca del 13 por ciento de todas muertes; según la Sociedad Americana de Cáncer, 7.6 millones de personas murieron en el mundo a causa de este mal en el 2007. De acuerdo con las estadísticas, el 80 por ciento de las causas de cáncer se deben a problemas de contaminación ambiental.

Uno de los tratamientos primarios para tratar esta enfermedad es la quimioterapia, sin embargo, las estadísticas hablan de una alta, mortalidad de pacientes sometidos a tratamientos médicos.


Las plantas como alternativa para el padecimiento

Un análisis realizado por la doctora María Julia Verde Star (Profesora, Investigadora y Subdirectora de Servicios Profesionales de la facultad de Ciencias Biológicas de la Universidad Autónoma de Nuevo León) en la revista "Ciencia, Conocimiento, Tecnología" (No. 89, febrero del 2009) del gobierno del estado, señala a las plantas como una posibilidad de alivio de esta enfermedad, ya que "son una fuente comprobada de sustancias antitumorales, y es razonable suponer que hay en ellas agentes terapéuticos aún sin descubrir".

Existen alrededor de 250 mil especies de plantas en el mundo y, sólo aquellas que aconseja la tradición popular, han dado origen a fármacos para tratar algunas células cancerígenas.

Algunas plantas bioactivas contra el cáncer son las siguientes: Dionaea muscipola o venus atrapamoscas, cuyos efectos son terapéuticos para el sistema inmune; Allium o ajo, hay estudios que indican que tiene un efecto anticáncer; del género catharanthus, la especie Catharanthus roseus, alcaloide altamente activo contra la leucemia infantil; y la Saransonia canescens, leguminosa australiana que ayuda a reforzar el sistema inmune.

Los efectos biológicos que presentan las plantas, con respecto la enfermedad, pueden ser citotóxico (toxicidad a las células en cultivo), citocida (que mata las células), citostática (que detiene el crecimiento de la misma), antitumor (efectividad contra un tumor vivo) y anticáncer (efectividad contra el estado actual de la enfermedad en humanos).

Actualmente se estudian alrededor de mil 500 plantas, en diferentes países, con posible actividad anticáncer.

Así mismo, y sin restar la importancia de los demás métodos para enfrentar esta terrible enfermedad, las plantas ofrecen una gama de perspectivas y propiedades como otra esperanza en el desarrollo de estrategias para lucha de contra este mal.

Con información de la revista quincenal "Ciencia, Conocimiento, Tecnología". Editor responsable: Dr. Luis Eugenio Todd Pérez. No. 89, del 6 al 19 de febrero de 2009.

Para más información: www.conocimientoenlinea.com



Herramientas personales