La re-invención de don Alfredo Gracia Vicente

De WikiNoticias UANL

5 de marzo de 2007

Nora L. Castillo Aguirre, catedrática de Literatura del ITESM.

Hombre encantador de sonrisa franca y de trato amable era don Alfredo Gracia Vicente, dedicado a la empresa cultural en Monterrey, cuya biografía elaboró Nora L. Castillo Aguirre, catedrática de Literatura del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM) para resaltar la importancia de sus aportaciones.

Nacido en Aragón el 6 de agosto de 1910 e hijo de padres campesinos, fue pastor de ovejas, memorizó desde pequeño grandes secciones de El Quijote, escapó a Barcelona a estudiar la primaria y a los catorce años ingresó a la Escuela Normal.

A los soldados contaba historias y enseñó a leer a más de uno en las trincheras durante la guerra civil, retirado del frente creó el “burro ilustrado”, periódico mural republicano. Al perder la guerra llegó a México en 1939, en Tampico colaboró en la fundación del Colegio Cervantes, en Monterrey estableció la sucursal de la Librería Cosmos en 1948, punto de reunió de los intelectuales de la época, creó Arte y Libros en 1973 donde organizó el Arte Club.

“No obstante la atención que le demandaba el negocio librero, don Alfredo nunca dejó su principal vocación: la de maestro”.

Impartió clases en diversas instituciones como en su querida Facultad de Ciencias de la Comunicación de la UANL, cuya biblioteca lleva su nombre.

Compartieron su mesa y amistad Luis Buñuel, Gabriel Zaid, Salvador Novo, Alfonso Reyes, Pedro Garfias, cuya obra, como la de otros españoles, se preocupó por difundir.

“No fue don Alfredo, como señalara Humberto Salazar, un intelectual en el sentido estricto de la palabra, fue un sentimental. Su acercamiento a la literatura y la pintura era la de un enamorado. No entraba en la obra o libros para emitir juicios finales o condenatorios”.

Siempre encontraba al menos una perla y una flor en quien fuera, y promovía lo bueno que encontrara en cada uno, como dijera Miguel Covarrubias, “fue el patriarca de los regiomontanos”.

Nora L. Castillo Aguirre participó en el Simposio Internacional Aportaciones literarias de los escritores españoles exiliados en México, realizado en el Colegio Civil Centro Cultural Universitario.

Herramientas personales