La investigación con alas de colores

De WikiNoticias UANL

29 de septiembre de 2009

Muestra e identificación de las mariposas mexicanas.

Gracias a las pruebas necesarias para evaluar un insecticida biológico, la Doctora en Microbiología, Patricia Tamez y su equipo de investigación, tuvieron la necesidad trabajar con una dieta artificial para que las larvas de las mariposas llegaran a adultos sin necesidad de plantas.

Fue así como un hermoso proyecto nació y ha ido creciendo. “Primero trabajábamos la plaga de la palomilla cuando empezó un programa para que los niños de primaria aprendieran del ciclo de vida de los insectos con mariposas. Éstas eran alimentadas con una dieta basada en productos artificiales y plantas. La persona encargada me dijo que si podía hacerles dietas para las mariposas porque les salían muy caras y querían hacer llegar el proyecto a más primarias”.

Afortunadamente, las investigaciones llevaron a una dieta artificial con mucho éxito. Ahora, gracias a esta dieta es posible criar mariposas completamente en el laboratorio y con esto incrementar su población y no afectar al medio ambiente.

“El problema fue cómo financiar la investigación. La Secretaría de Educación nos compraba larvas dos veces al año, pero teníamos que mantener la producción. Surgió la idea de vender mariposas para liberarlas en eventos. Tenemos el permiso para hacerlo y lo que se libera está reproducido en el laboratorio y lo regresan a la naturaleza”, emocionada narró la investigadora nivel II de SNI (Sistema Nacional de Investigadores).

Hasta este mes de septiembre de 2009 el proyecto ha ido creciendo, hasta el punto de visualizar la reproducción de diferentes especies en varias zonas del país, como Morelos, Veracruz y Tamaulipas, para luego intercambiar las pupas (crisálida antes de salir la mariposa adulta) y tener mariposarios. Siempre con el fin de que los recursos vayan a la investigación y reproducción de mariposa.

Así también, la colaboración con otros estados y la colección de mariposas, para la Dra. Tamez, tiene como objetivo “que la gente vea lo preciosa que es la naturaleza y que podamos utilizar a las mariposas para hacer más conciencia en la ecología y lo que hemos ido perdiendo”.

En el mismo contexto, el grupo de investigación ve la posibilidad de apoyar a las organizaciones civiles que crían mariposas, para que, uniendo los recursos y el conocimiento, puedan evitar enfermedades de estos insectos.

Cabe destacar que en meses pasados la Universidad Autónoma de Nuevo León y la Dra. Patricia Tamez presentaron unan extensa colección de mariposas en la exposición “Mariposas, un recorrido por el mundo”.

Herramientas personales