La insurgencia peregrina: el paisaje y los personajes

De WikiNoticias UANL

23 de septiembre de 2010

La pintora Juana Colorado inauguró una exposición que muestra los paisajes del sureste de Coahuila por los que cruzó Miguel Hidalgo en su camino a Acatita de Baján.

Una cansada hueste de Miguel Hidalgo, acompañado de jefes como Ignacio Allende, Mariano Abasolo y Mariano Jiménez arribó al paraje conocido como Acatita de Baján, en el actual municipio de Castaños, Coahuila, el 21 de marzo de 1811.

Aquí habría de terminar la aventura iniciada seis meses antes, el 15 de septiembre de 1810, en Dolores, Guanajuato. Traicionados por Ignacio Elizondo, Hidalgo y los principales jefes insurgentes cayeron en manos de las tropas españolas para luego ser conducidos a Chihuahua, donde serían enjuiciados y fusilados.

El sureste de Coahuila sigue manteniendo en sus parajes polvosos una serie de haciendas y capillas que guardan el recuerdo del paso de los insurgentes rumbo al norte.

La búsqueda de estos paisajes tan cercanos a Monterrey fue lo que motivó a la pintora Juana Colorado, maestra de profesión, a crear una serie de 15 óleos que recrean los paisajes y haciendas de Ramos Arizpe y Saltillo.

“Fue un recordar la infancia y cómo te enseñan la historia; te cuentan de Acatita de Baján y sabes que ahí acabó todo lo que empezó en Dolores. Uno cuando ya es adulto reflexiona y pregunta ¿qué pasó en ese lapso? ¿Qué vicisitudes tuvieron aparte de las batallas? ¿Cómo vivían? ¿Qué lugares vieron?”.

Documentándose en libros como En los albores de la Independencia, de Isidro Vizcaya, Juana emprendió además el viaje en auto desde Carneros, Coahuila, hasta Acatita de Baján para conocer haciendas como Santa María, Mesillas y Anhelo, que aún ocultan en sus paredes la historia secreta de la ruta de Hidalgo.

“Quiero mostrar que esos lugares no están tan alejados de nosotros y que podemos rescatar algo, ya que en aquél entonces no había fotografías, e imaginar cómo serían aquellos lugares. Ver lo que vio el padre Hidalgo antes del desenlace”.

El resultado es la muestra “La insurgencia peregrina: La ruta de Hidalgo en el noreste”, que desde el 20 de septiembre se exhibió en la Capilla Alfonsina Biblioteca Universitaria, con una muy cuidada museografía, que ayuda a contextualizar geográficamente los bellos paisajes desérticos de los óleos.

Inaugurada por el Rector Jesús Ancer Rodríguez como parte de los festejos por el 77 Aniversario de la UANL, la muestra sirve como una opción atractiva dentro de los festejos por el Bicentenario del inicio de la lucha por la Independencia.

“Me gustaría imaginar lo que pensaba, ya que venía de esos lugares del Bajío, prósperos, llenos de vegetación, de vida, al llegar a estas regiones tan áridas y acabar aquí su existencia”, menciona Colorado.

“Yo me voy al paisaje. Yo me voy a la proximidad del lugar y que no se vea esto como algo tan ajeno. Si de por sí los hechos históricos se ven alejados, ya de perdido el espacio, que no se vea tan lejos de nuestra existencia”.

Juana reconoce que es la primera vez que pinta con alguna intención histórica o didáctica, y fuera de su trabajo personal.

“Me siento muy bien, muy halagada y más que les haya parecido bien mi obra”, menciona.

Herramientas personales