La información como un arma para tratar el autismo

De WikiNoticias UANL

20 de abril de 2009

Conferencias en el Día Mundial del Autismo

La Facultad de Psicología de la UANL en coordinación con la Asociación Regiomontana de Niños Autistas (ARENA) y el Colegio de Desarrollo Social llevaron a cabo una serie de conferencias en el marco del programa "Matices del autismo", ante más de un centenar de personas.

El objetivo de los organizadores era brindar información a los padres, familiares y maestros de niños que padecen el Síndrome del Autismo ya que “dura toda la vida, la mayoría de las personas autistas necesitan apoyo y tutela mientras vivan. A pesar de ello se pueden adaptar en la vida diaria”, informó la licenciada Susana Valle de Garza en su conferencia titulada "Herramientas en la vida adulta” y quien además es madre de Pepe, un joven autista de 21 años. La licenciada Valle indicó que no hay tratamiento farmacológico estándar para este síndrome, antes se debe empezar con un tratamiento conductual para sobrellevar el mismo padecimiento.

¿Qué es el autismo?

El autismo no es una enfermedad, sino un síndrome, es decir, un conjunto de síntomas; es un trastorno del desarrollo que afecta:

1) Las habilidades sociales,

2) las habilidades de la comunicación y lenguaje y

3) la imaginación de las personas que lo padecen.


Esto se refleja en la manera en que se relaciona el niño con los objetos, personas y eventos.

¿Es frecuente el autismo?

En los países de Latinoamérica se calcula que ocurre en uno de cada quinientos nacimientos. Las cifras aumentan de un caso por cada ciento sesenta nacimientos en los países que cuentan con mayor información y oportunidad de diagnóstico y detección temprana.

Se ha encontrado autismo en todas partes del mundo, en familias con toda clase de antecedentes raciales, étnicos y sociales.

Las personas con autismo no tienen rasgos físicos en particular que los distingan, son sus conductas las que llaman la atención. Éstas son evidentes antes de los tres años de edad y el síndrome es más frecuente en varones que en mujeres.


¿Cuál es la causa?

El autismo no tiene una raíz emocional. Es un desorden del sistema nervioso central causado, según investigaciones recientes, por múltiples factores: genéticos, metabólicos, bioquímicos, ambientales, entre otros. Además, es fácil confundir el autismo con otras enfermedades, pues existen numerosas alteraciones que presentan síntomas, por eso es importante consultar con un especialista (Neuropediatra o Psicólogo) para realizar un diagnóstico diferencial acertado.

Pronóstico

El autismo es un trastorno que se padece toda la vida, aunque las manifestaciones sufren cambios a través del tiempo, algunos síntomas disminuyen, mientras que otros pueden agudizarse.

Las personas con autismo tienen un promedio de vida igual al de la población en general, por lo que es falso pensar únicamente en “niños” con autismo; después serán adolescentes, adultos y ancianos con el padecimiento.

Aun cuando no existe “cura” para ello, hay testimonios de avances significativos logrados con intervención terapéutica temprana, educativa, individual y estructurada. Hay casos en los que las personas llevan una vida normal en la edad adulta y logran formar una familia.

Principales características del comportamiento en los autistas:

- Se resiste a los métodos de enseñanza.

- Lenguaje y gestos inapropiados.

- No teme a los peligros reales.

- Aparenta insensibilidad al dolor.

- Difícil de abrazar.

- Juegos extraños imaginativos.

- No tiene contacto visual.

- Se muestra indiferente.

- Indica sus necesidades llevando de la mano a otros.

- Inapropiado apego por objetos inanimados.

- Repite frases (Ecolalia) o no tiene lenguaje.

- Parece sordo.

- Llora o ríe sin causa aparente.

- Tiende a girar objetos.

- Se le dificulta relacionarse con otras personas.

- No le gusta hacer cambios en su rutina.

- Habilidades motoras desiguales: apila cubos, pero no patea una pelota.

- Hiperactividad o extrema pasividad.

Herramientas personales