La Microbiología aporta información que va directamente a nuestra mesa

De WikiNoticias UANL

28 de agosto de 2009

La Dra. Norma Heredia y uno de sus alumnos, en el laboratorio de Bioqímica Microbiana.

“Conocemos que tenemos la fama de ratones de laboratorio, pero para ser un Microbiológo tienes que disfrutar estar ahí, todo se hace en un laboratorio porque trabajamos con cosas que no vemos a simple vista”.

Norma Laura Heredia Rojas es Doctora en Ciencias con especialidad en Microbiología de la Facultad de Ciencias Biológicas de la UANL. Su grado que obtuvo con una investigación sobre una de las bacterias que era una de las principales causas de problemas por el consumo de alimentos, llamada Clostridium perfringens.

La Doctora Heredia trabaja en las áreas de Fisiología, Epidemiología, Control de patógenos contaminantes de alimentos; así como también en el Análisis de la actividad antimicrobiana de plantas de México, sobre microorganismos patógenos.

El trabajo que realiza esta investigadora nivel 2 del Sistema Nacional de Investigadores, se observa desde varias áreas, tratando de establecer un control contra microorganismos patógenos. Sus proyectos están enfocados en estudiar aspectos de la fisiología o por qué hay microorganismos muy resistentes a algunos ambientes y qué puede habilitarlos o capacitarlos para que se desarrollen en ambientes donde debieron haberse eliminado como un proceso de control del alimento.

Asimismo, buscan alternativas para lograr el control de uno o varios microorganismos e impedir su reproducción que trae enfermedades. Afortunadamente, como comenta la Dra. Norma, muchos de éstos se controlan con las mismas prácticas sanitarias o de otro tipo, mejorando la calidad integral del producto y disminuyendo las infecciones en los seres humanos.

“Estamos trabajando con esta tendencia de lo natural y sin conservadores químicos, con extractos de plantas, frutas y hortalizas, todo para darle un valor agregado al producto, en el sentido de que, por un lado, no se afecte por químicos sino que se le agregan compuestos inocuos hechos de extractos de frutas o vegetales en raciones que normalmente se consumen y que además no alteren las propiedades sensoriales o las modifique agradablemente”, comentó la Doctora Norma Heredia.

En años recientes, las investigaciones de la doctora en Microbiología han estado destinadas a la bacteria que hasta hace poco era la primera causa de problema por consumo de alimentos contaminados, llamada Campylobacter.

“En México no hay normativa para Campylobacter, sin embargo en Estados Unidos es la primera causa de enfermedad por bacteria. Se aloja en alimentos, principalmente en pollo. Y ante que la tendencia al consumo de pollo continua, debido a su accesibilidad en precio, se convierte en un producto riesgoso de no tomar las medidas adecuadas”.

La Campylobacteriosis es una infección intestinal que causa dolor abdominal, fiebre y diarrea. Es una enfermedad que puede ir desde moderada hasta severa, dependiendo de la dosis, del estado inmunológico del paciente, sin embargo debería resolverse sola. El problema es que en una proporción no muy pequeña puede presentar secuelas como neuropatías, por ejemplo el síndrome Guillain-Barré, el cual deja consecuencias en la vida del paciente, siendo los niños los más afectados.

“Nosotros hemos estado enfocándonos en varios microorganismos que han sido históricamente importantes causas de problemas al ser consumidos en los alimentos. En Estados Unidos se sabe que prácticamente el 50% o 70% de pollo crudo está contaminado con Campylobacter. Si se tienen las medidas adecuadas de cocción o al congelarlo se reduce notablemente la carga microbiana. Sin embargo los casos existen y se siguen reportando. Además en otros países se sabe que son estacionales, es decir, en meses cálidos aumenta la incidencia, pero en México, donde la mayoría del tiempo hace calor, aún estamos investigando”, aseguró la Especialista.

Desafortunadamente, tal como lo comenta la Doctora Heredia, en México no sabemos cómo estamos, pues el Campylobacter no es un microorganismo de fácil cultivo, sino que requiere medios especiales. El estudio que realiza en la UANL se enfoca en investigar si la frecuencia es parecida a la reportada en Estados Unidos, en Cuba y Japón. Los primeros resultados arrojan que estamos en un nivel más bajo.

A pesar de esto, es importante establecer mecanismos para lograr su control. Así, la Dra. Norma Laura Heredia y su equipo han trabajado con hortalizas, creando algunas fórmulas que al agregarlas al pollo le da un sabor agradable y reduce hasta cien mil bacterias. Este tipo de cuestiones prácticas lograrían que la población sea beneficiada desde varios ámbitos.

“Queremos trabajar en muchas áreas, relaizar un proyecto integral. Hay mucho trasfondo, análisis de más de dos mil plantas, diferentes microorganismos, y hemos logrado una aplicación que esperemos en un futuro sirva para evitar la enfermedad”, comentó la Dra. Norma Laura Heredia.

Investigaciones con temas similares se han estado realizando en Guadalajara y el D.F. “Es importante el establecimiento de redes para establecer una tendencia del estatus de los microorganismos en distintos puntos de México. Para esto hemos trabajado en grupos, con la idea de continuar la investigación aplicada”, mencionó al respecto.

Mas hace falta incrementar el conocimiento, ya que todo lo que se sabe ahora es gracias a otros países y las condiciones de ellos son muy diferentes a las nuestras, en todo contexto, entonces no se pueden interpolar datos. Por ello la UANL tiene que ser un semillero de investigadores y proyectos que vean por la salud de los mexicanos.

“Yo creo que la Universidad va avanzando, hay muchas investigaciones de alto nivel en Microbiología. Pero un área potencial es la incentivación de recursos humanos, darles a los jóvenes la curiosidad para que, en donde se establezcan, puedan continuar trabajando en el área.”

Asimismo, la doctora Heredia dirige tesis de Posgrado, enfocadas en resolver problemas prácticos. “Estamos ya juntando los hilos para un día poder sacar cordones, y seguimos en este proceso que ha costado a la Universidad y a México, pero todos vamos tendiendo a solucionar problemas reales, prácticos, en beneficio de la sociedad” finalizó la Dra. Norma Heredia.

Como docente en la Facultad de Ciencias Biológicas, la Dra. Norma Laura imparte en la Licenciatura para la carrera de Químico Bacteriólogo Parasitólogo, materias como Fisiología de Microorganismos o bacteriana y Diagnóstico Microbiológico Moderno. En posgrado es catedrática de Fisiología Microbiana, Microbiología Sanitaria, Sistemas integrados de calidad y Microbiología de alimentos.

Herramientas personales