Israel Garza López, fortalecido por la docencia

De WikiNoticias UANL

15 de septiembre de 2006

El doctor Israel Garza López recibió el nombramiento de Profesor Emérito de la UANL.


Tras una carrera de treinta y ocho años de ejercicio docente en la Facultad de Ciencias Físico –Matemáticas, el doctor Israel Garza López recibió el nombramiento de Profesor Emérito de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL).

“Es una distinción, es un honor, agradezco a las autoridades por haberme tomado en cuenta. Yo creo que no he hecho otra cosa más que cumplir”.

Confesó que nunca pensó convertirse en profesor, pero que si volviera a nacer, lo sería, pues en la docencia descubrió su vocación ya que le satisface orientar a los jóvenes, “yo disfruto mi trabajo”.

“La carrera docente te fortifica y te da una visión, el ser responsable en cierta medida, de algún modo te va sensibilizando más, te da la posibilidad o la exigencia de transformarte. Tú no puedes hablar de valores si careces de ellos”.

Durante su trayectoria, han sido muchas las generaciones que han recibido instrucción del Dr. Garza, pero él recuerda particularmente una, pues según comentó, quienes compartieron clase en aquella época, se han convertido en profesionistas de prestigio.

De hecho, la actual directora de la Facultad de Ciencias Físico-Matemáticas, María del Carmen de la Fuente perteneció a esa generación, “yo siempre recuerdo esa generación como a una generación de triunfadores. No es muy común que en un grupo haya tanto talento”.

Relató cómo fueron los inicios de la facultad pues durante sus estudios en la misma, al no contar con edificio propio, las clases eran tomadas en los dos últimos pisos de la Torre de Rectoría y cómo se apropiaron del espacio designado a laboratorios centrales, donde actualmente se encuentra el edificio de la escuela.

“Cuando empezó la generación de computación, existían aquellas máquinas enormes y para efectos de que pudieran correr un programa había que ir a imprimir todas las tarjetas y nada más había una computadora en la Universidad, allá por la calle de Matamoros”.

Afirmó que aunque todavía hacen falta recursos, gracias a los convenios que ha hecho la UANL con otras instituciones, es más sencillo para los actuales estudiantes acceder a las herramientas de aprendizaje.

No solo las instalaciones de la Facultad de Ciencias Físico-Matemáticas han cambiado, también los alumnos, “en aquellos años los estudiantes se involucraban en la política social, quizá un tanto mal orientados, porque incidían en actos realmente fuertes como tomar las escuelas, incluso llegaron a casos extremos de tomar la torre de Rectoría”.

También afirmó que es necesario cambiar el proceso de enseñanza–aprendizaje, pues en muchos ocasiones aún se acostumbra que el maestro sea quien proporcionan la información y el alumno sólo es un receptor, cuando es más efectivo dejar que el estudiante adquiera el conocimiento en base a la experiencia, que el maestro sea solamente un guía, “el que aprende es el estudiante y el instructor solamente orienta”.

Herramientas personales