Inicia FIC festejos por sus 75 años de vida

De WikiNoticias UANL

6 de mayo de 2008

La Facultad de Ingeniería Civil reunió a un grupo de egresados estrechamente ligados a distintos momentos de la historia de la institución con el fin de rememorar vivencias, recuerdos y anécdotas que forman un acervo invaluable de su pasado e identidad.

La Facultad de Ingeniería Civil arrancó los festejos de su aniversario 75 de su fundación, ocurrida el 16 de octubre de 1933, mediante una muestra fotográfica y hemerográfica donde se plasmaron momentos históricos tanto deportivos como académicos y la conferencia “Origen de la Facultad de Ingeniería Civil (FIC)y Ciudad Universitaria”.

En el auditorio “Ing. Manuel Martínez Carranza”, directivos, alumnos, maestros e integrantes del Consejo Consultivo Externo de la FIC se reunieron para escuchar a su director Luis Manuel Aranda Maltez, y a los ingenieros Noé G. Elizondo Martínez, promotor de Ciudad Universitaria; José Guadalupe Lozano Alanís, apasionado de la historia de la FIC y José Manuel López González, decano.

Aranda Maltez dijo sentirse orgulloso de la institución a su cargo pues cumplir 75 años de vida es una fecha muy importante pues se iguala al aniversario de la universidad, “tiempo en el que se han formado una gran cantidad de ingenieros civiles, grandes constructores, empresarios, políticos y maestros, además de investigadores”.

Las grandes obras de Nuevo León y del país han sido creadas por algún ingeniero civil gracias a sus conocimientos, muchas veces universitario.

Dejó la puerta abierta para las generaciones de ingenieros por egresar de las aulas de esta dependencia universitaria, “profesionales que llenarán de orgullo a su alma máter.”

Formalmente inaugurados los festejos el 21 de abril de 2008, el ingeniero José Manuel López González, como maestro universitario con casi 60 años de labor, platicó acerca de algunos de sus compañeros de generación, quienes colaboraron en gran medida a que la FIC fuera lo que hoy es en cuanto a instalaciones se refiere, como es contar con diversos laboratorios para investigación, además del Instituto de Ingeniería Civil donde se realizan la mayoría de las prácticas estudiantiles.

El decano no pudo evitar relatar las “travesuras” de su época como las tradicionales novatadas donde más de un estudiante quedara expuesto al ridículo público.

Rememoró los momentos en que realizaron las prácticas topográficas en la circunvalación del Obispado cuando les ocurrieran diversas situaciones chuscas.

El ingeniero Noé G. Elizondo Martínez, quien fungió como líder universitario por los años cincuenta, con su gestoría estudiantil consiguió que Miguel Alemán, presidente de México, cediera los terrenos del Campo Militar para construir la Ciudad Universitaria.

“No es fácil platicar lo que me tocó vivir ya que sinceramente hacía mucho que no era parte de actividades universitarias como ésta; sin embargo, mis compañeros y yo estamos aquí por el gusto de ser lo que hemos sido siempre: estudiantes universitarios, primero; profesionistas después y ciudadanos egresados de esta universidad.”

Recordó el momento en que como estudiante de Ingeniería Civil le manifestó a Miguel Alemán la necesidad de que la Universidad pudiera cambiar de sitio y obtener un espacio más cómodo para las facultades que en ese tiempo existían.

Colaboró con Raúl Rangel Frías en lograr “una Universidad que tuviera un espacio tan grande como lo es actualmente y en una lucha constante por crecer”.

El ingeniero José Guadalupe Lozano Alanís recordó que el primer local de la facultad fue el ala norte del edificio del Colegio Civil; en la esquina de las calles Colegio Civil y Washington. Ahí permaneció hasta el 14 de marzo de 1960 cuando el presidente Adolfo López Mateos inauguró el edificio que ocupa actualmente en Ciudad Universitaria frente al Estadio Universitario.

Hasta este mes de mayo de 2008 ocupa tres unidades: las instalaciones de licenciatura, el edificio del Instituto de Ingeniería Civil y un nuevo edificio para estudios de posgrado, los dos últimos ubicados en la parte norte de Ciudad Universitaria colindando con la Avenida Alfonso Reyes; el segundo alberga los laboratorios y las oficinas de los departamentos que prestan servicio al público, contando con un moderno equipo de pruebas e investigación en el área de construcción.

Herramientas personales