Indagan tratamientos y vacunas para virus y cáncer

De WikiNoticias UANL

18 de noviembre de 2009

La investigación y la docencia en la Facultad de Ciencias Biológicas han buscado relacionar a científicos y estudiantes con descubrimientos beneficiosos para la salud humana como son vacunas para virus como el de la influenza AH1N1, y cáncer cérvico uterino y de mama.


La convivencia con virus y amenazas a la salud humana ha sido por siglos una realidad en la que científicos e investigadores tratan de mediar. Desde el Laboratorio de Inmunología y Virología de la Facultad de Ciencias Biológicas de la UANL ha latido la preocupación constante por conseguir vacunas y tratamientos efectivos para el triunfo del hombre en dicha coexistencia.

El doctor Juan Manuel Alcocer González, investigador, maestro y director de la Facultad de Ciencias Biológicas adviertió la necesidad de saber cohabitar con virus que están presentes en nuestra vida, van evolucionando con el humano y pueden resultar perjudiciales por su naturaleza cambiante.

“El hombre de alguna manera necesita entender estos virus como parte de nuestro entorno, debemos encontrar formas de convivir con ellos, algunos están o han estado con nosotros por mucho tiempo medio controlados, pero por su naturaleza de cambio un día pueden acumular tantas modificaciones y volverse peligrosos.”

Las responsabilidades administrativas al frente de la dependencia universitaria no alejaron al doctor Alcocer de la actividad científica, la proliferación de enfermedades contagiosas derivadas de virus como el de la Influenza Humana son un motor para aceitar nuevas investigaciones.

“En el Laboratorio de Inmunología y Virología estamos preocupados por eso y tenemos varias estrategias usando unas herramientas que se llaman vacunación con DNA, esas herramientas nos permiten inyectar genes para producir inmunización y proteger a un organismo, el procedimiento lo estamos usando tanto para virus como para cáncer, donde también trabajamos en una vacuna que pueda eliminarlo, y en estrategias de tratamiento nuevas.”

Con respecto a la evolución de los virus de la Influenza relacionados con las epidemias, los estudiosos de la UANL tomaron bases para el desarrollo de posibles vacunas.

“Hoy se conoce el genoma del virus actual y se están conociendo los genomas de todos los virus que están circulando en el mundo, esto permite saber con mucha certeza que el virus causante de la epidemia de la influenza AH1N1 tiene su ancestro en el virus de 1918, mal llamado de Influenza Española, porque también nació en Estados Unidos, después se fue a España y de ahí a todo el mundo, mató entre 45 y 50 millones de personas en el planeta.”

Los orígenes de los virus, los cambios que los habilitan para infectar al humano y producir enfermedades, han formado parte de las búsquedas cotidianas desde la UANL, donde se involucran profesores y alumnos.

“A medida que se conozca más se podrán desarrollar mejores formas de eliminarlo, nuevas drogas, nuevas vacunas, en el laboratorio tenemos varias líneas de trabajo, casi todas centradas en buscar alternativas de vacunas para virus y para cáncer cérvico uterino y cáncer de mama.

“El hombre hace todos los esfuerzos y usa sus recursos tecnológicos para controlar la enfermedad pero la naturaleza no se puede controlar, solamente podemos entenderla, estudiarla, para respetarla y poderla usar a nuestro favor.”

CONOCIMIENTO CIENTÍFICO DESDE LA ACADEMIA

Del récord histórico de cien Doctorados Académicos entregados en sesión solemne del H. Consejo Universitario, veintiséis trabajos pertenecen a la Facultad de Ciencias Biológicas, el auge de la actividad científica va a tono con las exigencias actuales del conocimiento.

“En nuestras facultades de ciencias hay una vocación natural, definida y obligada a hacer investigación, en la biología el conocimiento está cambiando de manera muy acelerada, si una facultad de ciencias no prioriza la generación de conocimiento nuevo como una alternativa para mantener actualizados a nuestros egresados vamos a enseñar siempre lo que los textos ya han dicho.”

Para Alcocer González, la facultad llegó en su 57 aniversario a un momento de madurez en la planta académica y en los propósitos de crecimiento y proyección investigativa.

“En la facultad ocurrió una situación muy singular, a principio de los años ochentas teníamos cuatro doctores, hoy tenemos ciento nueve doctores en la planta, gracias a que se abrieron programas de formación y superación para los profesores.

“El profesor va al aula y también al laboratorio a investigar, constantemente está descubriendo en sus temas y línea de estudio, puede trasmitir todo un escenario de actualización, queremos que nuestros egresados tengan ese mismo compromiso de investigación y búsqueda en beneficio de la sociedad.”


Herramientas personales