Incursiona en la investigación con premio nacional

De WikiNoticias UANL

8 de junio de 2007

María Angélica Salazar ganó el segundo lugar en la categoría de Invención en el “Premio a las Mujeres Mexicanas Inventoras e Innovadoras: Emisión Julieta Fierro”.

A sus escasos 26 años de edad, María Angélica Salazar Aguilar obtuvo un reconocimiento a nivel nacional por su labor de investigación, premio que disputó con investigadoras consagradas en el mundo, con más de tres décadas de trayectoria.

Y es que la joven -entonces- estudiante de Posgrado de la Facultad de Ingeniería Mecánica y Eléctrica (FIME) de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL) ganó el segundo lugar en la categoría de Invención en el “Premio a las Mujeres Mexicanas Inventoras e Innovadoras: Emisión Julieta Fierro”.

En ceremonia celebrada el 31 de mayo DE 2007 en el Museo Franz Mayer de la Ciudad de México, la Maestra en Ciencias María Angélica Salazar Aguilar recibió de manos de la doctora Julieta Fierro el premio al que convoca el Instituto Nacional de las Mujeres, el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial y la Academia Mexicana de Ciencias.

SE INICIA CON EL PIE DERECHO

En la edición 2007 de este premio se registraron 117 inventos de 24 estados del país, donde fue evidente que la creatividad no distingue edad o actividad, el Premio a las Mujeres Mexicanas Inventoras e Innovadoras abrió sus puertas a los diseños de jóvenes universitarias.

Motivada por el doctor Mauricio Cabrera Ríos, la joven investigadora se animó a participar en la categoría de Invención en el rubro de Ámbito académico y/o de investigación y cuando escuchó su nombre que la presentaba como ganadora, simplemente no lo podía creer.

“Fue una experiencia inolvidable, porque la calidad y cantidad de los proyectos eran muy grandes, fue mucha impresión ver a tantas mujeres presentando sus estudios, eso muy gratificante y emocionante; el premio, la verdad no me lo esperaba”, reconoce la joven.

El doctor Mauricio Cabrera Ríos agrega que durante la ceremonia de entrega del reconocimiento, hasta que María Angélica se percató que estaba entre las finalistas comenzó a dimensionar lo que estaba sucediendo, se estaba colocando entre las ganadoras.

Esta investigadora de la UANL realizó su estudio “Método para generar pronósticos confiables basados en redes neuronales artificiales”, que permite a las compañías que manejan registros de periodos mensuales, tener un sistema que permita pronosticar el futuro a fin de que el tomador de decisiones tenga una visión más acertada para hacer planeaciones.

“La red neuronal recibe estos datos históricos, se entrena a partir de ellos y se valida el modelo, con la metodología que proponemos se garantiza que el modelo final de la red neuronal tiene una buena calidad de aproximación de estos datos”, explica la entrevistada.

Su asesor agregó que este modelo era más eficiente que algunos métodos estadísticos utilizados, por lo que entonces era un competidor ante ellos, que eran complicados, que requerían de mucho conocimiento; en cambio, las redes neuronales daban mejores resultados para una gama muy amplia de variación de series de tiempo.

“Este modelo lo puede usar cualquier empresa que tenga un fenómeno medible y que lleven su registro, con el supuesto de que lo que va pasar en el futuro, depende de lo que va pasó en el pasado”, continuó Cabrera Ríos.

Y este modelo se aplicaba ya en una empresa de telecomunicaciones, de la que se reservaron el nombre, pero que le había dado ahorros de 13 millones de dólares anuales.

María Angélica Salazar Aguilar, quien tiene Maestría en Ingeniería de Sistemas por la UANL y actualmente cursa el Doctorado en la FIME, reconoce que su interés por hacer investigación se afianzó más.

“Mi deseo es ser investigadora, la experiencia fue saber que muchas mujeres están haciendo cosas importantes y me gustaría imitarlas; creo que fue un premio otorgado por algo que hice, por hacer algo que me agrada, así que ojalá que cada cosa me apasione tanto para bien de la sociedad”, dice entusiasmada.

Cabe destacar que este estudio le valió a María Angélica el premio Mejor Tesis de Maestría UANL 2005 en Ingeniería, Tecnología y Arquitectura.

La edición 2007 del “Premio a las Mujeres Mexicanas Inventoras e Innovadoras: Emisión Julieta Fierro”, finalmente fue para Victoria Eugenia Chagoya por inventar un fármaco contra la cirrosis, una aportación a la medicina moderna de dimensiones inimaginables.

Herramientas personales