Impulsan intercambio académico, científico y tecnológico con institución tabasqueña

De WikiNoticias UANL

11 de octubre de 2005

Colaboración en la docencia, investigación, extensión y difusión de la cultura y servicios de apoyo técnico y tecnológico, es el principal objetivo del convenio suscrito entre la Universidad Autónoma de Nuevo León y la Universidad Popular de la Chontalpa, ubicada en Cárdenas, Tabasco.

Colaboración en la docencia, investigación, extensión y difusión de la cultura y servicios de apoyo técnico y tecnológico, fue el principal objetivo del convenio suscrito entre la Universidad Autónoma de Nuevo León y la Universidad Popular de la Chontalpa, ubicada en Cárdenas, Tabasco.

El ingeniero José Antonio González Treviño señaló que el mayor beneficio que trería para ambas universidades “será el hecho de promover la impartición de posgrados de la UANL en la institución tabasqueña, además de desarrollar posgrados compartidos, lo que permitirá un gran intercambio de alumnos entre ambas instituciones”.

Por su parte Arquímedes Oramas Vargas, entonces rector de la Universidad Popular de la Chontalpa, expresó que “aunque pareciera que los beneficios serán mayores, para nosotros que tenemos sólo seis años de existir, éstos se extenderán hacía ambas partes, ya que nosotros tenemos material que puede ser de gran utilidad para la Autónoma de Nuevo León, sobretodo en el área editorial y de investigación”.

Facilitar el intercambio de estudiantes, apoyar las actividades de investigación, realizar un intercambio editorial y material bibliográfico, así como el intercambio de experiencias de áreas de interés común para fortalecer los servicios académicos, de apoyo a la docencia y el quehacer científico, fueron algunos de los beneficios que obtuvieron ambas partes.

Acompañados por autoridades de ambas universidades, como secretario generales, secretarios académicos, directores de facultades y de institutos, se llevó a cabo la firma de dicho convenio el 10 de octubre del 2005, el cual tuvo una vigencia de tres años, dentro de los cuales se esperó que “ambas partes tengamos beneficios, pero sobretodo que sean nuestros alumnos quienes obtengan el mayor beneficio”, agregó González Treviño.

Para la ejecución de las acciones contempladas en el convenio, las partes elaborarían por escrito durante el último trimestre de cada año, un programa anual de trabajo que contuviera las propuestas de colaboración para llevar a cabo los proyectos académicos de interés para las mismas, en el transcurso del año siguiente.

Además para el adecuado desarrollo de las actividades que se refiere dicho instrumento, las partes integraron una comisión técnica, formada por parte de la UANL por la Secretaría General y por parte de la UPCH por la Dirección Académica, cuyas atribuciones fueron determinar las acciones aprobadas y factibles, coordinar la elaboración y firma de programas anuales y convenios específicos emanados del presente instrumento y dar seguimiento a los programas para evaluar sus resultados.

Herramientas personales