Impacto de los Servicios Bancarios en el Buró de Crédito

De WikiNoticias UANL

13 de noviembre de 2006

La Facultad de Derecho y Criminología celebró el Día de la Cultura Financiera, con el Panel “Impacto de los Servicios Bancarios en el Buró de Crédito”.

Gracias al desarrollo de la tecnología, la obtención de un crédito es un trámite cada vez más sencillo, a tal grado que cada vez son más frecuentes en México los casos de robo de identidad.

Por esta razón y con la necesidad de informar a la población estudiantil acerca de este problema, la Facultad de Derecho y Criminología celebró el Día de la Cultura Financiera, con el Panel “Impacto de los Servicios Bancarios en el Buró de Crédito”.

En el evento participaron Haydée Navarro Álvarez, directora Comercial del Buró de Crédito; Ramón B. Martínez Juárez, director de Atención a Autoridades y Supervisión del Grupo Financiero HSBC; Renán Rodríguez Tolentino, delegado Estatal de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF); Eduardo Manoutou Ayala y Leonel Ruiz Novelo, en representación de los usuarios.

La sesión comenzó con la intervención de Haydeé Navarro quien explicó que el robo de identidad se da con la falsificación de documentos e identificaciones oficiales de una persona, de manera tal que un tercero obtiene un crédito el cual utiliza indiscriminadamente.

Para tratar de contrarrestar esta situación, Buró de Crédito ofrece un servicio en el que se le informa al cliente cuando está siendo consultado su historial o cuando se abre otra cuenta, “aquí en México uno de cada cinco han sufrido un evento de esta naturaleza” agregó Navarro.

Buró de Crédito es una institución encargada de recopilar información acerca del comportamiento de pago de los usuarios de servicios financieros, de tal suerte que mantiene el historial crediticio de personas físicas y morales, el cual es consultado por las instituciones financieras, “es una referencia para dar un crédito a alguien. Realmente no somos una lista negra”.

Mucha gente piensa erróneamente que Buró de Crédito solamente lleva el registro de quienes no realizan sus pagos a tiempo, pero no es así, “93% de los créditos en personas físicas, están pagados a tiempo y sólo el 7% presenta problemas de atraso”, indicó.

Por su parte, Ramón Martínez explicó que “el proceso de automatización que se vive en la actualidad ha facilitado los fraudes, así como el robo de claves y contraseñas secretas, “hemos trabajado con la finalidad de encontrar los errores más comunes”.

Una de las funciones del comité al que representa es detectar la fuente de problemas y establecer medidas correctivas para ayudar al usuario y a la institución, aplicando campañas como la de “Ayúdanos a proteger tu dinero” donde se le informa al usuario cómo manejar su crédito.

Según comentó Renán Rodríguez Tolentino, la CONDUSEF es un organismo público descentralizado que busca la equidad de las relaciones entre los usuarios y las instituciones financieras, de manera que puede ser un medio de ayuda en el caso de presentarse diferencias entre unos y otros.

“CONDUSEF tiene una vocación de servicio para atender a los usuarios que quizá no reciben la mejor atención de las instituciones”. Mencionó que entre sus objetivos se encuentra la promoción de la cultura financiera para acercarse al público y apoyarlo en el mejor conocimiento de este tipo de prácticas.

Finalmente, Eduardo Manoutou Ayala y Leonel Ruiz Novelo, relataron su experiencia al ser víctimas del robo de identidad y dejaron al descubierto la facilidad con la que se falsificaron sus datos y se obtuvieron diversos créditos, pues en el caso de Manoutou, con una credencial de elector falsa, se consiguieron diecisiete créditos a su nombre, además de sufrir el robo de $340,000.00 que se transfirieron vía telefónica.

Para Ruiz Novelo, el fraude se presentó mediante la obtención de cinco créditos para financiamiento de automóviles, dejándole cargos por $2, 400,000.00.

Los dos representantes de los usuarios, cuestionaron duramente el papel de las instituciones financieras en estos casos, pues indicaron no haber recibido notificación alguna para el trámite de los créditos, pero sí para el cobro de los mismos.

“Lo que me preocupa es la facilidad con que se otorgan los créditos”, indicó Manotou, quien gracias a la ayuda de la CONDUSEF, después de dos años, pudo aclarar su situación. Para Ruiz Novelo fue necesaria la intervención de un abogado y así concluir un largo proceso de burocracia financiera.

Herramientas personales