Hospital Universitario presta excepcional atención a niños con quemaduras

De WikiNoticias UANL

17 de marzo de 2009


Dos veces al año el Hospital Universitario de Monterrey, recibe en sus instalaciones a la fundación Michou y Mau, quienes ofrecen apoyo y orientación, para el tratamiento de secuelas por quemaduras, a niños y jóvenes menores de 19 años.

Estas consultas se hacen, aquí en Monterrey, por lo general en los meses de febrero y agosto, como parte del programa “Clínica de atención de niños con secuelas de quemaduras”.

La asociación Michou y Mau fundada por Virginia Sendel Lemetre, organiza estos eventos para contactar a los niños mexicanos de bajos recursos, con hospitales ubicados en Galveston Texas, Sacramento, Boston y Cincinnati, de los Estados Unidos, donde cuentan con el suficiente equipo para tratar a niños con estos problemas y a los cuales se les atiende sin costo.

Cada seis meses, con la participación más de mil personas en la logística y promoción, se llevan a cabo estos eventos. Hasta el pasado 2008, después de nueve años, se habían atendido 1642 niños solamente en Nuevo León, hoy en día la cifra sigue aumentando.

El departamento de Cirugía Plástica del Hospital Universitario, se coordina con los médicos y gente de rehabilitación del hospital de Galveston Texas, de quienes también han recibido algunos equipos, para lograr una gran mejora en los niños.

El hospital Shriners de Galveston Texas recibe de México alrededor de 300 y 350 niños, y ha realizado más de 3000 reconstrucciones quirúrgicas al año, de las que, el 85 % son niños de México.

La atención de un niño con secuelas de quemaduras en los Estados Unidos, se prevé entre 22 mil y 25 mil dólares y el hospital Shriners cuenta con un presupuesto de 40 millones de dólares para poder operar el área.

Un niño con quemaduras en el 50% de superficie corporal, en Estados Unidos requiere de una atención integral con un costo aproximado de 500 mil dólares. Estos costos en México son aún más elevados, debido a que muchos de los productos necesarios, son traídos del extranjero; tan solo un traslado en avión especial cuesta alrededor de 15 mil dólares.

El Hospital Universitario recibe muy buena ayuda del DIF de Nuevo León. y de Cáritas para pacientes con quemaduras extensas que requieren de expansores, prótesis o cultivos de piel con un costo aproximado de 10 mil a 15 mil pesos; un solo cuadro de piel cultivada cuesta entre los 500 y 700 pesos.

Refieren los doctores que estos accidentes se incrementan de julio a diciembre, y sobre todo en los períodos vacacionales. Las quemaduras con líquidos, es la causa de mayor incidencia y las áreas donde ocurren con más frecuencia es la cocina y el baño.

La fundación Michou y Mau cuenta con una línea llamada QuemaTel, en el 01-800-080-8182 que opera las 24 hrs. del día durante los 365 días del año. Ahí se reciben reportes de niños con quemaduras severas, dando seguimiento inmediato, referencia hospitalaria y consulta intermedica, para que los doctores puedan contar con algún consejo y apoyo en el caso de quemados. Es un servicio completamente asistencial, donde el equipo canaliza la información para hacer los traslados por emergencia médica cuando los niños requieren de asistencia especializada.

Actualmente la fundación Michou y Mau tiene centros de apoyo en la Ciudad de México, en Tamaulipas, Puebla, Hidalgo, San Luis Potosí, Chiapas, Veracruz, Toluca, Guadalajara, Ciudad Juárez y Monterrey.

Herramientas personales