Hollywood, mentalidad que ha manipulado la forma de ver el mundo

De WikiNoticias UANL

24 de octubre de 2008

Daniel González Dueñas presentó la segunda edición de su ensayo.

Luego de una primera edición en 1998, Daniel González Dueñas, escritor y cineasta, presentó la segunda edición de Hollywood: la genealogía secreta, una versión ampliada y actualizada de este ensayo que analiza el entramado de la llamada “meca del cine” como una mentalidad, más allá de de un mero grupo de estudios y empresas en un lugar geográfico.

La entrevista se realizó antes de la presentación de este libro editado por la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), en Colegio Civil Centro Cultural Universitario dentro del Encuentro Internacional de Escritores que forma parte del programa de actividades del Festival Internacional de Santa Lucía.

¿Qué elementos o que sucesos marcaron el nacimiento de esta gran familia de Hollywood, de esta genealogía secreta?

Este libro es como un diario de un espectador de cine, que se hace una serie de preguntas sobre qué es Hollywood, dónde radica el poder de Hollywood, hasta dónde llega su influencia, cómo nos manipula, cómo influye en nuestra forma de ver el mundo. Yo no encontré muchas respuestas y terminé escribiendo el libro que yo hubiera querido encontrar: que me explicara que Hollywood en el fondo, más que una industria es una mentalidad, una forma de ver… y cómo esta forma de ver nos ha influenciado, nos ha manipulado, nos ha cambiado la forma de ver el mundo.

Esta visión de Hollywood ¿cómo contrasta respecto a la diversificación de los discursos cinematográficos en los últimos años? cuando estamos más conscientes del cine que se hace en otros lugares.

A través de textos muy móviles, que tratan de ser amenos, que tratan de contar argumentos, películas, dar ejemplos, examino todas estas facetas de lo que es Hollywood, para colaborar con esto que llamas una concientización. Este libro es parte de ese movimiento, de esa necesidad de estar conscientes de qué está pasando en el cine comercial. Creo que es mejor y más importante para el público saber qué está viendo cuando ve cine comercial; eso le permite tener una mayor cantidad de elementos críticos para entrar a otro tipo de cine, un cine alternativo. Pero es tan extendido el cine de Hollywood, es 99.9 por ciento del cine que se hace en el mundo, incluida la televisión.

¿Qué grandes mitos nos ha creado Hollywood, qué grandes imágenes nos ha clavado en la memoria?

Este libro ha sorprendido mucho porque la gente espera, no sé por qué, que sea nostálgico, consagratorio, hablar de Lo que el viento se llevó, de Vivian Leigh, del glamour. Yo no le tengo ningún respeto a esta mitología, de hecho la cuestiono y me voy detrás de ella. Lo que hace este libro es ir justamente más allá de esa mitología y buscarle estos resortes y retos y ver de qué manera afecta mi conducta y mi forma de ver el mundo.

Las entregas de los Óscares son el punto más alto de encuentro del mundo hollywoodense…

Toda la primera parte del libro analiza la ceremonia de entrega, es la ceremonia en que tú y toda la gente que conforman la industria se entrega al aparato de poder que mueve a Hollywood. Es muy complejo esta fiesta yo la usé como un desfile de símbolos y signos hasta una metáfora de la historia de los Estados Unidos en un show de cuatro horas. No importa que los géneros cambien, a medida que ves películas hollywoodenses hay un sedimento, un mínimo común denominador que se te va quedando.

De una película a otra tiendes hilos y esto es lo que yo llamo “nominación”. Es la estrategia hollywoodense, es la forma en que Hollywood nos hace ver como le conviene al aparato de poder que la gente vea. Hablo mucho de lo que llamo los “sobreentendidos”, toda la cultura hollywoodense y su tabla de valores se “sobrentienden”; nunca se dicen, entonces está en la parte de atrás de nuestra consciencia un montón de parásitos, de leyes, de principios que vienen de las películas. (Entrevista: 29 de septiembre).

Herramientas personales