Hay suficiente esperanza en la literatura mexicana

De WikiNoticias UANL

21 de febrero de 2007

Emmanuel Carballo en la UANL.

Como testigo e historiador del desarrollo de las letras mexicanas de su época, Emmanuel Carballo tiene fundadas esperanzas de que los escritores actuales superen las obras de los autores del siglo XX.

El crítico literario, reconocido por su agudeza, historiador de las letras mexicanas y periodista durante más de 50 años, abordó en la conferencia inaugural de la Sala Zertuche del Centro Cultural Universitario Colegio Civil sobre la literatura mexicana.

En su plática hizo referencia a grupos como el Ateneo de la Juventud, los Contemporáneos, los narradores de la Revolución y la posrevolución y a los nuevos maestros que perfectamente delinean el siglo XX de la literatura en nuestro país de la que Carballo ha sido un protagonista privilegiado.

Refirió a los autores que le tocó rehabilitar y dar el lugar que merecen la literatura como Alfonso Reyes, José Vasconcelos y Martín Luis Guzmán, otros que descubrió como Juan José Arreola, Juan Rulfo y Elena Garro y a quienes en los años sesenta ayudó a publicar sus primeros textos como Carlos Monsiváis, José Emilio Pacheco, José Agustín, Gustavo Sainz y Parménides García Saldaña.

El autor de Protagonistas de la literatura mexicana y Protagonistas de la literatura hispanoamericana llegó en su recorrido al siglo XXI refiriendo a los autores del crack, aquellos escritores-funcionarios de los que dijo, “no cree” porque sin ver claro las condiciones objetivas del país, se lanzan a favor del Gobierno.

Consideró que no debe ponerse la literatura en favor de la política ni el escritor comprometerse con las razones oficiales ni con los puntos de vista de la iniciativa privada.

Luego refirió a los escritores de la generación de Hugo Valdés Manrique, David Toscana, Eduardo Antonio Parra, a quien auguró un papel destacado en la novela y el cuento, y Nacho Padilla que reinventa la realidad, contrario a lo que se hacía en la novela.

“Veo un siglo XXI interesante, aunque no hay los grandes libros, hay creo yo suficiente esperanza para que estos autores escriban grandes novelas del mismo tamaño del siglo XX y, ojalá, las superen”.

En entrevista Carballo recordó su primera visita a la Universidad en 1957, a invitación de Alfonso Reyes y José Gaos, para participar en los cursos de verano con cinco conferencias sobre la novela costumbrista, realista y naturalista del siglo XIX mexicano.

“Así debuté como conferencista, me levantaba a las siete de la mañana para preparar mi conferencia, la escribía, la leía y temblaba; ahora no uso papeles, veo al público y ya tengo dominado el tema.

“Para mí este edificio del Colegio Civil que les quedó hermoso lo recuerdo tal como era, sus ventanas abiertas dando al jardín”.

Herramientas personales