Había una vez... una regia contadora de cuentos

De WikiNoticias UANL

11 de noviembre de 2005

María Eugenia Llamas.

La actriz María Eugenia Llamas presentó su espectáculo de narración oral escénica en la Facultad de Ciencias de la Comunicación el martes 8 de noviembre. La “Tucita” comulgó con la comunidad universitaria a través de los cuentos, la creatividad y la imaginación.

Había una vez un niño de nueve años que mató a sus padres y luego pidió clemencia al juez, porque él era tan solo un pobre huerfanito. Lo que yo hago es contar cuentos y entregarles imágenes a través de las palabras: la narración oral escénica.

Una mañana un gatito joven se encontraba dando vueltas y vueltas corriendo detrás de su cola; cuando llegó un viejo gato, se le quedó mirando y le preguntó: - ¿Qué estás haciendo dando vueltas como loco persiguiendo tu cola? – Es que a mí me dijeron que si podía alcanzar mi cola, podría alcanzar la felicidad. - ¡Ay pequeño! que no te das cuenta de que, entre más corras tras ella, nunca la alcanzarás. En cambio, si caminas despreocupadamente...es ella la que siempre te va a seguir.

Los cuentos que cuento no son memorizados, no me los aprendí de memoria, uso la memoria pero no la memorización; si nó, cualquier perico podría venir a contar cuentos. Aquí hay una creación artística, cada vez que yo cuento cuentos estoy creando una atmósfera en la que quiero que ustedes entren para imaginar, para sonreír. Los cuentos hasta nos pueden cambiar la vida.

Había una vez una mamá petate que tenia cinco hijos. Mamá petate amaba a sus hijos entrañablemente. Los amaba de tal forma que desde que sus hijos eran recién nacidos, ella soñaba que sus hijos de grandes fueran príncipes.

Y mamá petate vivía humillada, golpeada, vejada, todos se limpiaban los pies con ella; pero a ella no le importaba porque ella era capaz de cualquier cosa por sus hijos. Cualquier cosa para que sus hijos al crecer fueran príncipes.

Pasaron los años y un día mamá petate vio a sus hijos convertidos en petates: pisoteados, humillados, golpeados, escupidos; todos se limpiaban los pies con ellos. Entonces mamá petate sintió al verlos que el corazón se le rompía en mil pedazos.

¡Pero es que nadie le dijo a mamá petate que si de verdad quería que sus hijos fueran príncipes, ella debía portarse como una reina!

Los cuentos son una herramienta didáctica importante, pero también pueden ser simple y sencillamente para disfrutar...Había una vez un tipo que era capaz de todo; con tal de no hacer nada.

- Maria Eugenia Llamas “La Tucita” es hoy en día una promotora de la narración oral escénica, la representación, pero sobre todo el involucramiento con el público al contar cuentos, que invitan a despertar la imaginación y el niño que todos llevamos dentro.

Ante futuros alumnos de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la UANL, la actriz compartió el 8 de noviembre un poco de su arte, de sus vivencias y su filosofía de vida. Dejó en claro a los universitarios, que puede haber muchas formas de comunicación, porque “la comunicación es más que salir en la tele”.

Herramientas personales