Ganan Certamen Estatal de Oratoria

De WikiNoticias UANL

26 de junio de 2007

Juan Alberto Padilla Maldonado y Carlos Alberto Osoria Polo, ambos representantes de la Universidad Autónoma de Nuevo León, ganaron el certamen estatal de oratoria 2007, en sus respectivas categorías.

Luchar por sus sueños, no claudicar, la creación de una asociación de universitarios distinguidos en oratoria, el rescate y homenaje a los grandes maestros del arte de la palabra hablada así como reafirmar el liderazgo de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), son algunas de las propuestas de dos talentos universitarios que pusieron muy en alto el nombre de la Máxima Casa de Estudios en el Certamen Estatal de Oratoria convocado por el Instituto Estatal de la Juventud .

Carlos Alberto Osoria Polo, estudiante de la Facultad de Derecho y Criminología, en la categoría A, de 16 a 20 años y Juan Alberto Padilla Maldonado, egresado de la misma institución universitaria, en la categoría B, de 20 a 29 años, fueron los ganadores absolutos del Certamen Estatal de Oratoria.

Luchar por sus sueños, no claudicar, no rendirse, trabajar mucho para lograr lo que persigues y buscar el éxito por sobre todas las cosas, son las palabras y el mensaje que Carlos Alberto Osoria Polo da a todos los universitarios que buscan destacar en todos los ámbitos como él lo ha hecho en el bello arte de la elocuencia y el buen decir.

Carlos Alberto Osoria Polo, luego de ganar en su municipio San Nicolás de los Garza, el derecho a participar en el certamen estatal, llegó a Monterrey con la plena convicción de ser el mejor a nivel estatal y finalmente lo logró.

“Creo -dijo Carlos Alberto-, que cualquier estudiante o persona, si tiene un sueño, si tiene la necesidad de cambiar algo en la vida, de cambiar las cosas, la única forma de lograrlo es trabajar duro, no rendirse, no claudicar. El mundo es de los que no se rinden. Pido a mis compañeros estudiantes que jamás se rindan, luchen por sus ideales y valores”.

Expresó que ganar este certamen es de gran significado para él por el hecho de que logró consagrarse como campeón estatal en su categoría. Muy importante porque es un cúmulo de emociones en donde sentí el desarrollo que había tenido desde que empezó en la oratoria hasta la final.

“Sentí mucho orgullo porque había trabajado para eso, sabía que podía lograrlo si me entregaba al cien por ciento. Fue todo muy emocionante porque los rivales eran muy fuertes. La competencia estuvo muy buena y cuando dijeron mi nombre como ganador del concurso sentí una felicidad muy grande, fue increíble porque los compañeros son muy buenos. He trabajado muy duro para lograr esto y bueno los resultados se dieron.

“Fíjate que participé en la secundaria, pero la primera vez que lo hice, hice el discurso y lo leí, no conocía las técnicas de la oratoria, en ademanes, en voz, así que participe realmente en la oratoria como tal hasta la preparatoria.

“Mi primer maestro de oratoria fue mi padre, él me dio las primeras bases para participar como orador. Mi papá se llama Alfonso Osoria y mi mama Maria del Socorro Polo, ambos son muy buenos para hablar en público. Mi papá me comenta que el ganó un concurso en la prepa 1 cuando era la Preparatoria nocturna.

“Luego mi segundo maestro en la Prepa 7 fue Juan Alberto Padilla Maldonado y en la Facultad de Derecho, el maestro Cesáreo Garma. Así he recibido apoyos de mis autoridades por lo que agradezco a la facultad todas las facilidades que me han otorgado”.

Expresó que como recurso, la oratoria le ha ayudado para negociar con los maestros porque a veces son muy especiales. La oratoria te sirve en la vida cotidiana, gracias a ella he conocido muchas personas y ahora estoy en el juzgado tercero menor de meritorio localizado en Matamoros y Garibaldi.

“Quiero seguir conociendo el terreno de las leyes, formar una carrera, ejercerla y luego incursionar en la política que es algo que me apasiona, quiero tener contacto con ella. Como jóvenes nos debe preocupar por lo que sucede en nuestro municipio, estado, país y qué mejor manera de participar de lleno en el cambio que a través de ella”.

Señala que ha recibido de partidos políticos pero reitero que si algo no le agrada no entraría a ninguna agrupación. Estoy consciente de lo que quiero. Si un partido se identifica con lo que quiero adelante pero si no buscaría un lugar donde encajara.

Te ves como un gran líder, un gran político o un gran orador

Los tres se interrelacionan, un gran político necesita ser un gran líder y un gran orador. El gran orador por naturaleza es líder y político y así sucesivamente. Estoy seguro que quiero ser eso en el futuro y se que las tres herramientas me ayudaran a salir adelante.

Quiero recomendar a los que inician que no se rindan, yo empecé sin lograr ningún trofeo, ningún reconocimiento, hay que seguir intentando, ensayando. Sabía que si me esmeraba obtendría logros y ahora reconozco que la oratoria me apasiona, me llena mucho. A los que inician y no ven luz al final del camino la encontraran.


Herramientas personales