Fue prevista cuarta ola de contagios de Influenza humana AH1N1

De WikiNoticias UANL

23 de noviembre de 2009

Una cuarta ola de contagios de virus de influenza humana A (H1N1), fue pronosticada en víspera del ingreso del invierno en México, advirtieron investigadores de la Universidad Autónoma de Nuevo León.

Para el invierno se esperaba una cuarta ola de contagios de virus de influenza humana A (H1N1).

En base a la experiencia que se ha tenido con otros virus de influenza que se han presentado desde hace décadas, el director de la Facultad de Ciencias Biológicas (FCB), Juan Manuel Alcocer González diagnosticó lo anterior.

Los antecedentes que se tiene con los picos más altos de presencia de virus de influenza se dan cuando las temperaturas descienden considerablemente, y a partir de noviembre y diciembre, se podría presentar al entrar la etapa gélida del 2009.

La conferencia “Evolución de virus pandémicos” que dictó Alcocer González se dio en el foro Actualidades en Influenza A (H1N1), organizado por el Laboratorio de Inmunología y Virología de la FCB.

A la par de pronosticar esta cuarta presencia notoria del virus de la influenza humana, el director de FCB compartió una breve historia de lo que ha sido en el último siglo esta enfermedad.

Señaló que el origen más remoto de la influenza humana data a 1918. En este año se presentó lo que se conoció como la influenza española.

Posteriormente se han presentado otros virus de influenza, han hecho presencia en los años 1933, 1957, 1968, 1977, 1997 y 1999.

Entre este conjunto de virus que se han conocido en la historia, Alcocer resaltó la experiencia que se vivió en 1997 con el surgimiento del virus de influenza A (H5N1), conocido popularmente como la gripe aviar.

El virus que surgió en China, concretamente en los mercados, en los cuales las personas tienen contacto directo con aves, los cuales lo transmitían entre ellas, pero que al mutar logró que se contagiara también a los humanos.

“Se esperaba que ésta fuera la gran pandemia para estos años”, dijo Alcocer.

Este virus logró tener presencia en Asia, Europa y África, aunque sin llegar a presentarse casos masivamente en América.

En el mismo tenor, el especialista señaló que a diferencia de lo que se ha manejado en los medios de comunicación sobre que el origen del virus de influenza humana A (H1N1) fue en México, afirmó que éste lo tuvo en la Unión Americana.

“Surgió en 2005 en cerdos de Estados Unidos, presentándose once casos en pacientes humanos que fueron comprobados por laboratorios. Este virus no pasaba a una neumonía severa”, informó.

Lo que destaca en este virus, subrayó, es que sufrió una mutación el virus en México tras pasar por Canadá.

El virus A (H1N1) tiene origen aviar, porcino y humano. Por lo cual desde un inicio se le conoció como influenza porcina.

“Los virus mutan constantemente, aunque no de manera tan considerable, como se hizo con el nombre de este virus”, afirmó.

Mientras se dictaba esta conferencia, la Organización Mundial de Salud informó que se había encontrada una mutación del virus en Noruega.

ACTUALIDAD DE LA INFLUENZA EN MÉXICO

Félix Rositas, investigador del servicio de Infectología del Hospital Universitario de la UANL, dio un amplio panorama del estatus que vive la influenza humana en el país.

Tomando como base datos del Gobierno federal, Rositas señaló que, desde finales de marzo e inicios de abril que se presentó la primera ola de casos de influenza, se llevan contabilizados hasta el 19 de noviembre 63 mil 565 casos confirmados.

Los jóvenes entre los 10 y 19 años de edad es el grupo en el que se han presentado más casos de influenza, siendo éstos, 19 mil tres enfermos.

En el caso de Nuevo León, hasta el 19 de noviembre se habían presentado tres mil 615 casos de influenza humana, provocando 47 muertes, el 1.3% del total de fallecimientos a nivel nacional, aunque no descartó, que haya otras cifras más apegadas a la realidad.

Afirmó que según la experiencia que se ha tenido con los pacientes que han fallecido por influenza humana, todos han acudido en más de una ocasión a consultar.

Por lo que recomendó no ir a menudo a consultar para confirmar sí se tiene o no el virus A (H1N1), ya que al asistir a un consultorio médico o un hospital existe más proclividad a adquirir ahí la enfermedad.

Empero tampoco para despertar el pánico en la sociedad.

“El virus es estacional, no anda viajando de lugar en lugar, se mantiene en un diámetro de un metro o un metro y medio”, dijo Rositas.

Una de las recomendaciones que hizo es vacunarse contra el virus de la influenza estacional, ya que según investigaciones, ésta sí contribuye a generar anticuerpos contra la influenza humana, sin llegar a mantenerse inmune a ella.

Dentro de su ponencia, mostró su beneplácito por la organización de la jornada de trabajos en FCB, al realizar por la mañana del 20 de noviembre el Foro sobre el Sida y por la tarde el de la influenza humana.

Herramientas personales