Filosofía y humanismo en el siglo XXI

De WikiNoticias UANL

11 de octubre de 2006

“Filosofía y Humanismo en el siglo XXI”

La Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL) realizó su tercer ciclo “Filosofía y Humanismo en el siglo XXI”, los días 9, 10 y 11 de octubre de 2006, con la participación de académicos nacionales y extranjeros.

En el primer día de la jornada participó el doctor Juan Carlos Orejudo con la ponencia "La aventura de la vida moderna, filosofía y literatura", en el auditorio Alfonso Rangel Guerra de la Facultad de Filosofía de la UANL.

El académico español leyó un texto, en el cual dijo que la aventura constituye la conciencia moderna según la cual el significado de la vida no está dado en las cosas, sino es producto del querer humano de las libertades.

El catedrático de la Universidad Autónoma de Zacatecas citó autores y dijo que la aventura en el contexto de la vida, no es trascendental, sino que la aventura es una forma de vivir, pero no con la conciencia de que en sí mismo está, sino que se desligada del futuro.

Separó los conceptos "aventura" y "modernidad", partiendo que “actualidad” es sinónimo de “modernidad“, lo que provoca que el espíritu aventurero de una persona sea muy distinto al de otras épocas.

Destacó que aún no se sabía cuando terminaría el periodo del modernismo, los habitantes son víctimas de las grandes ciudades que eliminan al individuo y lo homogénea a la sociedad de las grandes urbes.

Orejudo dijo que el ser humano se lanza a realizar aventuras que sueña y lo ayudan a desconectarse del mundo actual, de la vida moderna -de la que no puede salir-, convirtiéndola en un fragmento de la vida, deslindándose de un pasado o un futuro que lo ate.

Ejemplificó al héroe moderno con Cristóbal Colón, que decidió explorar nuevos horizontes, abriéndose a lo desconocido. Y el viaje relatado como algo material si es descrito tal cual sucedió o como espiritual si expresa lo sentido en dicha aventura.

Dijo que el principal problema de las grandes ciudades es que no hay una fuente de espiritualidad como lo había en otros tiempos, lo que representa una ruptura con el pasado, naciendo así la voluntad para crear nuevos valores, lejos de las verdades antiguas, y que estén cerca de la vida moderna.

Orejudo Pedrosa expresó que de igual forma el poeta moderno ve como su inspiración se crea en las calles, desarrollándose vida y arte en la urbanidad, arte que pocas personas poseen, comprenden y alimentan. La destrucción de la individualidad como síntoma de la época, absorbido por la multitud de las demás personas, convirtiendo en una aventura el simple hacho de caminar por la calle.

Dice que esta apertura permite al individuo estar solo entre las multitudes, pasando del dandismo a la bohemia, la cual a su vez expresa la rebeldía moderna, permitiendo que dentro de la ciudad, los espacios marcados por la burguesía sean invadidos por los ciudadanos pobres que desean inmiscuirse en estos lugares.

El entonces director de la Facultad de Filosofía, José Reséndiz, dijo que estas conferencias son un camino muy efectivo para los estudiantes y reiteró su apoyo con este ciclo de conferencias y todo lo que tenga relación para que aumente el nivel de la Institución.

El evento fue organizado por el Colegio de Filosofía y Humanidades y concluyó el miércoles 11 de octubre de 2006, a las 19:00 horas con la conferencia “Muerte del hombre y crisis de las ciencias humanas. Michael Foucault y Jaques Derrida frente a la modernidad”, sustentada por el maestro Carlos Alberto Bustamante Penilla, de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo.

Herramientas personales