Festejó Veterinaria aniversario 35 con nuevos retos

De WikiNoticias UANL

20 de noviembre de 2008

En la Facultad de Medicina Veterinaria los estudiantes de los últimos semestres, curricularmente, se familiarizan con la investigación.

En sus 35 años de historia la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia (FMVZ) ha evolucionado pedagógica y tecnológicamente como un ejemplo dentro de la Universidad Autónoma de Nuevo León.

Desde su nueva sede, ubicada en Escobedo, Nuevo León, la Facultad ha trazado el camino de la consolidación en la investigación y las competencias profesionales como su camino y horizonte en el nuevo siglo.

Además de nuevas instalaciones, los alumnos de la licenciatura en medicina veterinaria y zootecnia cuentan con una de las plantas docentes de más alto grado académico al contar con doctores graduados en universidades como Harvard o Cambridge.

De los 24 maestros de tiempo completo, 19 tienen grado de doctor y los otros seis tienen grado de maestría y son doctorandos.

No obstante, la administración de la FMVZ ve de frente los nuevos retos profesionales y económicos que se presentan en estos nuevos contextos.

El doctor Guillermo Dávalos Aranda, director de la facultad, reflexiona que ahora que cuentan con nuevas instalaciones y equipo tecnológico trabajan por la vanguardia pedagógica y curricular acorde con las metas universitarias y de la sociedad en su conjunto.

“¿Hacia dónde vamos? Queremos la perfección, es lo que busca el plan de desarrollo 2012 de la Universidad, que los egresados de cada una de las facultades sean competitivos a nivel internacional, nosotros creemos que estamos en el camino correcto”.

Además, en el consejo asesor externo formado por médicos veterinarios que han sido exitosos en su vida profesional se analiza la estructura académica para poder emitir una opinión hacia dónde debe ir en el crecimiento y desarrollo tecnológico para el aprendizaje de los alumnos. Eso facilita la toma de decisiones.

Aunada a la asesoría externa, la facultad cuenta con el consejo técnico de catedráticos que orienta a la administración, analiza los programas analíticos para la formación curricular de los estudiantes con base en las competencias que espera el productor del egresado.

“Los programas están en evolución constante, se tienen que estar modernizando. Como se moderniza el medio externo”, argumentó.

Y debido a que a nivel global los cambios económicos han sido muy drásticos, el maestro apela a esa relación económica con los cambios productivos que enfrentarán los egresados.

“Una de las herramientas que brindamos a nuestros egresados es producir productos de origen animal, y para el proceso de los mismos es importante que estén enterados de los movimientos económicos en todas las áreas”.

PARTICIPAN ESTUDIANTES EN PROYECTOS DE INVESTIGACIÓN

La FMVZ trabaja en más de una docena de proyectos de investigación en los que se busca arropar y guiar a los estudiantes en sus primeros pasos en la generación de conocimiento.

Inscritos en el Programa de Apoyo a la Investigación en Ciencia y Tecnología de la UANL (Paicyt) y el Programa de Mejoramiento al Profesorado de las Instituciones de Educación Superior (Promep) la facultad trabaja en 13 investigaciones.

“Cada uno de los proyectos que se apoyan o que están siendo financiados, van enfocados a asesorar y conseguir una participación activa de los estudiantes”, explicó Gustavo Hernández Vidal, director de posgrado e investigación en la facultad.

Hernández Vidal, quien estudió una maestría en Harvard y el doctorado en Cambridge, agregó que precisamente uno de los requisitos de financiación es contar con alumnos practicantes. La idea, piensa, es impactar en la formación de recursos humanos.


Explicó el director que desde octavo semestre se imparte Metodología de la Investigación y sus formas de aplicación. En el noveno semestre elaboran un proyecto de investigación y en décimo tendrían que obtener los resultados de ese proyecto y tener un artículo listo para publicación.

Los estudiantes se acercan por iniciativa propia a los investigadores, conocen las líneas de investigación y los cuerpos académicos y, según el interés curricular de cada uno, participan en alguna investigación.

“Hay mucho interés por parte del alumno -consideró Hernández Vidal-. Participan activamente el trabajo de investigación pues también buscan la configuración o especialidad propia de su licenciatura”, añadió.

ESTUDIAN TRATAMIENTO DE PATOLOGÍA EN CABALLOS DE CARRERAS

En la generación de conocimiento que busca la facultad a través de la investigación hay algunos muy avanzados, como es el caso de la investigación “Pruebas de impacto en el cartílago articular de equinos”.

Dicho estudio, comentó el director de posgrado, busca determinar la acción de ciertas enzimas degradativas en problemas de osteoartiritis que padecen los caballos de alto registro (de carreras).

Ayudaría a tratar de establecer cuáles son inhibidores naturales de ese enzima para tratar de evitar ese tipo de problemas, como un diagnóstico de las fases tempranas y así poderlo tratar o solucionar.

Además de eso, agregó, serviría como un marcador de un problema que se registra habitualmente en caballos de salto o de carreras, caballos “extremadamente costosos”.

La osteoartritis constituye una de las principales patologías en la medicina veterinaria de equinos ya que, por su actividad de trabajo o de deporte, se afectan especialmente aquellas articulaciones de mayor movilidad.

La necesidad es tal debido a que, según la medicina veterinaria, actualmente las enfermedades articulares del equino, independientemente de su origen o tipo, aparecen como la causa más frecuente que imposibilita a los caballos pura sangre de carrera u otros deportes.

“Caballos de carreras de dos años de edad y donde la placa de crecimiento todavía no se cierra, pues eso ocurre a partir de los tres años. Es como poner a levantar pesas a un niño, de ahí que el caballo no alcanza la madurez ósea necesaria”.

ORIGEN DE LA FMVZ

¿Cómo nació?

El doctor Guillermo Dávalos fue estudiante de la segunda generación de la FMVZ (1974-1979), y él lo relata.

Todo inició en 1973, en el municipio de Sabinas Hidalgo, a raíz de la inquietud de un patronato civil de ganaderos de la región por contar con una profesionalización veterinaria.

Recuerda que las condiciones eran muy básicas. Un salón de clases con pupitres donados por escuelas primarias y secundarias de la localidad.

Tres años después, al percatarse de esas condiciones, la UANL conviene traer a la ciudad de Monterrey la facultad y así darle las condiciones que se requerían.

“Tomamos clases en las facultades de Agronomía, Odontología, Medicina, y en la Escuela Preparatoria Justo Sierra, para finalmente terminar en aquella época en Matamoros y Doctor Coss, donde ahora está el Teatro de la Ciudad”, recordó Dávalos.

Al ser concientes de la importancia por formar profesionistas competentes con la realidad económica y laboral que exige la medicina veterinaria en la región, es como nace la primer Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia en la Unidad Mederos.

La facultad se desarrolló en tres etapas en las que, asegura el doctor, “en aquel momento sentíamos que era un cambio más digno, lamentablemente las instalaciones no tuvieron el mantenimiento adecuado”.

“Bajo la administración del actual Rector, José Antonio González Treviño, tuvimos la oportunidad de participar en el diseño de la nueva facultad”.

Herramientas personales