Federico Campbell: Pedro Páramo es la reconstrucción de la memoria de Rulfo

De WikiNoticias UANL

5 de agosto de 2005

Federico Campbell considera que el escritor Juan Rulfo no fue una excepción cuando su obra Pedro Páramo está hecha de la experiencia y la memoria.

Siendo la memoria crucial en el proceso de creación literaria, Federico Campbell considera que el escritor Juan Rulfo no fue una excepción cuando su obra Pedro Páramo está hecha de la experiencia y la memoria.

¿Se puede decir que es la reconstrucción de la memoria de Rulfo en torno a su padre?

La memoria humana es muy deformadora del pasado y de la realidad, lo que yo trato de decir es que la memoria es crucial en el proceso de la creación literaria y que tenía razón Marcel Proust cuando decía que tenemos una memoria involuntaria y otra voluntaria o deliberada, la primera te lleva a recordar cosas que no imaginabas.

Yo trato de relacionar muchos de los descubrimientos de la neurobiología moderna respecto a la memoria con el proceso distorsionador de la memoria y la literatura, a mí me ha fascinado mucho lo que están diciendo los neurólogos modernos respecto a la memoria, que no reproduce como un disco, no recuerda los detalles, solamente lo esencial del pasado, inventa, recategoriza, reconceptualiza y que es cuando entra la operación creativa del escritor, y Juan Rulfo no es una excepción.

Yo creo que la vida de Juan Rulfo está marcada por la muerte de su padre, por el asesinato de su padre Juan Nepomuceno Vizcaíno Rulfo. Llevan el cadáver en una carreta y el niño Juan Rulfo que en realidad se llamaba Juan Pérez Vizcaíno, de seis años, ve el rostro desencajado, por eso, cuando describe el cadáver de Miguel Páramo, el hijo de Pedro Páramo en la novela, yo siento que está reproduciendo la visión que él tuvo del cadáver de su padre.

¿Por eso será que Juan Preciado busca a su padre?

Así es, el tema clásico de la búsqueda del padre. Juan Rulfo insistía en que en sus novelas no había elementos autobiográficos, en parte tenía razón.

¿Pero no es tal cual?

Yo creo que no es inevitable el componente autobiográfico, sobre todo el de la muerte del padre. Si uno conoce la vida de Juan Rulfo puede descubrir imágenes que vienen de su vida personal, cuando era joven, de pronto iba a pasar algunos días de vacaciones de Semana Santa en San Gabriel, a su pueblo, y sobre todo a Apulco, que es un pueblo muy ligado a la familia Rulfo, tanto que se dice que Rulfo nació allí. En Apulco existe la hacienda que fue de un tío materno que fue muy rico, que pertenece actualmente a la Iglesia católica y dicen que es el modelo en el que está inspirada la Hacienda de la Media Luna de Pedro Páramo.

Entonces Rulfo iba y se pasaba muchas tardes hablando con los peones y con los rancheros y la gente del campo y además le gustaba visitar las tumbas y dicen, no creo que nadie lo haya comprobado, que muchos de los nombres de los personajes los tomó de las tumbas. Los nombres de los personajes de Pedro Páramo son muy particulares, Juan Preciado, Fulgor Sedano, Damiana Cisneros, Susana San Juan, hay una cadencia en los nombres, son muy eufónicos, están muy bien pensados.

¿Entonces Pedro Páramo es la reconstrucción de la memoria de Rulfo?

Yo creo que la literatura está hecha de la experiencia y la memoria.

La memoria es nuestra identidad personal, nos constituye, la persona es la memoria, si nos la quitan, como lo puede hacer la enfermedad del Alzheimer, entonces no podríamos funcionar y existir, la persona se va desvaneciendo y, aunque vivo, la memoria ya se fue y sólo queda el cuerpo.

Yo estoy haciendo un libro que se llama Padre y memoria, estoy tratando de encontrar las relaciones entre la memoria y la literatura, porque creo que de todas las ciencias la que más se acerca a la literatura es la neurofisiología, porque ambas tratan de algo que tienen en común: los cinco sentidos, la experiencia de la percepción a través del tacto, la vista, el oído, el gusto; sin ellos la memoria no se haría.

¿En cuanto a la interpretación literaria?

Sí, pero también tiene muchos planos de interpretación, dicen que por la teoría literaria de interpretación uno puede interpretar lo que le dé la gana de una novela, Pedro Páramo puede ser un cacique, un encomendero del siglo XVI, el dictador, el gobernador, el presidente municipal, el rey o tu padre, por esta teoría es demasiado laxa, demasiado fácil, no es cierto que sea así, tiene que haber un indicio en la obra literaria que te dé pie a decir que es el cacique o el encomendero, la palabra ni siquiera se menciona, pero tú por inferencia deduces que es una figura de poder arbitrario que dice, de hoy en adelante la ley la vamos a hacer nosotros, ese es Gonzalo N. Santos, el PRI, Plutarco Elías Calles mandando matar al general Serrano junto con Álvaro Obregón, es el poder arbitrario, la impunidad, la sustitución de la legalidad, de la ley y en ese sentido todos somos hijos de Pedro Páramo, somos hijos de un sistema político que fue el PRI y que distorsionó nuestras relaciones sociales, laborales y familiares y nos corrompió tanto, por eso gran parte de la sociedad mexicana es tan corrupta, que es muy difícil sustraerse a esa cultura que llegó también a los panistas que son tan corruptos como los priistas y probablemente muchos perredistas también, porque finalmente somos hijos de Pedro Páramo.

Herramientas personales