FIME diseñó de un revelador de sobrecorriente con capacidades dinámicas de ajuste

De WikiNoticias UANL

12 de octubre de 2007

Archivo:1110-130537.jpg
El doctor Arturo Conde Enríquez acompañado por el Rector José Antonio González y el director de la FIME.

Las condiciones de operación de los sistemas eléctricos de potencia requieren de protección. En los sistemas de protección convencionales, los parámetros que se ajustan son fijos y por ello no todo lo mejor que se necesita; esto ha modificado el desarrollo de protecciones con capacidad de modificar sus parámetros de ajuste en respuesta a cambios en el sistema de potencia que se han denominado protecciones adaptativas.

En las redes eléctricas, la introducción de criterios adaptativos en protecciones de sobre corriente de redes de subtransmisión y distribución, puede determinar la falta de sensibilidad y la velocidad de operación de la producción. En este trabajo se propone la estructura funcional de un relevador adaptativo de sobrecorriente de tiempo inverso.

“Son modificaciones en el diseño de un relevador de sobre corriente tratando de darle mejores cualidades, tanto para la detección de fallas y para acelerar el tiempo de operación”, explicó el doctor Arturo Conde Enríquez.

“Anteriormente los parámetros de ajuste de los relevadores sobre corriente son fijos o constantes, aun cuando el sistema eléctrico potencia no es así, o sea, dados los diferentes requerimientos de cargabilidad del sistema está variado, sin embargo el ajuste del relevador es fijo.

“Entonces hay un error de principio, en la parte de diseño, donde tiene un sistema dinámico y se está protegiendo con un sistema fijo, la idea es sintonizar el equipo de protección hacia el sistema, que el relevador siga al sistema”.

Las modificaciones están encaminadas a lograr una minimización de los daños a equipo primario como transformadores, equipo que está en el sistema eléctrico potencial, “Al reducir el tiempo en el cual la falla está presente podemos prolongar la vida útil de ese equipo.

Hasta este momento se han probados los algoritmos, todos los conceptos desarrollados están implementados en tarjetas de tiempo real, ahora la etapa siguiente sería la parte de aplicación, incorporarlo en un equipo y probarlo en campo para hacer las modificaciones necesarias de algoritmos.

El proyecto fue sometido, en enero de 2006, a una patente, falta que se le otorgue el registro, lo restante será ver a quien le resulta atractivo el estudio y, sobretodo, sus resultados para obtener su aplicación.

“Prácticamente es cuestión de montarlo en una estructura que muchas veces conviene que sea algún fabricante de ese tipo de equipos porque ya tiene toda la estructura probada y fácilmente lo pueden incorporar, lo cual acelera mucho la parte de aplicación”.

La investigación que comenzó a trabajar desde la maestría, dice Conde Enríquez, “es muy atractiva, es como si uno tuviera un hijo, estar viendo todos los aspectos y mejoras posibles. La investigación tiende a ser muy celosa y no le gusta estar abandonada”.

Herramientas personales