Expuso el doctor Michel Antochiw "El libro de ayer y hoy"

De WikiNoticias UANL

24 de abril de 2007

Michel Antochiw.

Con motivo del Día Internacional del Libro la Biblioteca Universitaria Raúl Rangel Frías, programó el 23 de abril de 2007 a conferencia titulada “El libro de ayer y hoy”, a cargo del doctor Michel Antochiw.

Estudiantes y maestros de distintas preparatorias de la Universidad Autónoma de Nuevo León se dieron cita en la sala de usos múltiples del recinto universitario para escuchar la conferencia del Premio Silvio Zavala de Historia Colonial de América en 1994 otorgado por la OEA (Organización de Estados Americanos).

El investigador social dijo a pesar de la alta tecnología que existe en muchas formas de conocer acerca de temas de interés o historia pues en varios planteles educativos existe la enciclomedia o en su caso la mayoría de los alumnos optan por usar el Internet para realizar trabajos escolares lo que hace aún más difícil que se tenga interés sobre la lectura.

“Yo defiendo el libro porque es la tecnología que nosotros conocemos, quizás nuestros hijos o nuestros nietos opten por otra tecnología y no hagan caso ya del libro; yo estaba viendo la digitalización por ejemplo de esta universidad hace un rato, quizás haya manera de digitalizar, de aprovechar de hacer un nuevo movimiento, pero ya existe otra manera de transmitir el conocimiento que no es el papel”, comentó Michel Antochiw.

Además que un instrumento para transmitir ideas, conocimientos, pensamientos y experiencias para Michel Antochiw el libro es como un teléfono celular que comunica al lector con el autor o con la historia de los antepasados.

“Lo que ocurre cuando leemos un libro es que estamos escuchando al que lo escribió y eso es sumamente importante porque éste que escribió ese libro, no importa si el señor que escribió el libro vive lejos o cerca o si murió hace 100, 200 ó 500 años”.

Michel Antochiw llega a la conclusión de que no existen libros malos sino lectores malos pues del libro que exista se puede sacar algo de provecho y es que muchas de las veces leemos pero no entendemos lo que el autor realmente desea transmitir a los lectores y esto pasa porque no sabemos leer.

Herramientas personales