Exitosos cineastas de la UANL

De WikiNoticias UANL

25 de marzo de 2009

De Izq. a der. Iván García y Javier Garza productor y director respectivamente de "Flores para el Soldado".


Lo que comenzó con la inquietud de saber quién fue en vida Edmond William Quear, hoy es el primer documental de dos exalumnos de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL).

Ésta es la primera parte de una entrevista realizada a los jóvenes cineastas, Javier Garza e Iván García Hernández, director y productor respectivamente del filme que actualmente participa en el Festival de Cine de Guadalajara (FICG) del 19 al 27 de marzo.

EN BUSCA DE RESPUESTAS

¿Cómo llegó a tierras regias -concretamente al panteón del Roble de la Ciudad de Monterrey, Nuevo León- el cuerpo de un soldado norteamericano que había peleado la segunda guerra mundial? A esta y otras preguntas se les da respuesta en “Flores para el Soldado”, producción que los jóvenes universitarios realizaron a partir del verano de 2006.

“Cuando visitábamos la tumba de mis bisabuelos, mi abuela tenía la costumbre de dejarle flores también a la tumba del soldado (Edmond William Quear), eso se convirtió en una tradición para mi familia que a la fecha continúa”

“El soldado fue un hombre que murió muy joven (22 años), un año después de que participara en la Segunda Guerra Mundial. Mi curiosidad nace cuando me pregunto ¿qué hacia un soldado norteamericano enterrado en Monterrey en 1946, cuando aquí no había guerra? Más tarde con Internet, me puse a investigar y encontré un árbol genealógico donde aparece el nombre de este soldado, un registro de todos sus familiares antepasados y personas que le sobrevivían todavía” señaló Javier Garza.

Sin embargo,no sería hasta años más tarde, cuando el director del filme tendría su primer acercamiento con el destino, al encontrarse, investigando nuevamente en la red, el número telefónico de un sobrino del soldado que radicaba en Los Ángeles.

“Le hablé a un amigo de la Facultad (Iván García Hernández), juntos le marcamos y comentamos que queríamos saber sobre su tío. Conseguimos dinero y nos fuimos a Los Ángeles a grabar durante una semana, en agosto del 2006. Así empezó la grabación del proyecto” puntualizó.

Los salones de clases de la Facultad de Ciencias de la Comunicación serían los testigos fieles del proceso creativo de estos dos alumnos.

“Cuando salí de la preparatoria tenía dos opciones, estudiar Psicología o Comunicación, y me decidí por la primera. Cuando estaba en cuarto semestre, tuve una clase (Psicología Clínica) donde la maestra nos encargó que representáramos un caso clínico, actuando o cantando.”

“A un compañero y a mí se nos ocurrió realizar un cortometraje, para entonces nunca había tomado una cámara, ni grabado, ni editado o escrito un guión. Como pudimos creamos un proyecto. Ése fue el primer contacto que tuve con el cine, el corto se llamó ‘Un día en la Vida de Miguel’. Ahí fue cuando dije ya no quiero estar en Psicología, y como aquí (Monterrey) en aquel entonces no había escuelas de cine formal y no tenía dinero para estudiarlo fuera del país, decidí entrar a Comunicación y estudiar Publicidad. El programa incluía producción y animación” afirmó Garza.

Por su parte, Iván García, también egresado de la carrera de Publicidad comentó que desde siempre tuvo el gusto por el cine, pero que no fue hasta su ingreso a la Facultad que comenzó a realizar cortometrajes.

“Conocí a Javier en la clase de animación de la escuela, yo cursaba tercer semestre y él primero, la materia exigía realizar varios cortos, formamos equipo y desde ahí supongo creció mi gusto por la producción. Durante este tiempo nos dedicamos también a realizar videos para amigos, cortos con ideas propias, comerciales y demás” explicó el joven productor.

Para estos dos alumnos, los ejercicios en clase, la producción y la edición, no quedarían sólo en acreditar la materia, sino representarían el comienzo de sus carreras.

Herramientas personales