Evocaron autoridades de la UANL, humanismo de Raúl Rangel Frías

De WikiNoticias UANL

17 de marzo de 2009

La Universidad Autónoma de Nuevo León rindió un tributo al maestro Raúl Rangel Frías al pie de su efigie en la Plazoleta de los Universitarios Ilustres, con motivo del aniversario número 96 de su natalicio.

“Estar aquí es un compromiso firme y decidido con la cultura y con esa corriente poderosa del humanismo, una corriente que puede salvar a nuestra sociedad de la violencia que la tiene secuestrada”, dijo el entonces Rector de la UANL, José Antonio González Treviño al pie de la efigie de don Raúl Rangel Frías.

Y es que en el marco de la ceremonia conmemorativa del 96 aniversario del natalicio del maestro Rangel Frías, donde estuvieron presentes sus familiares, se hizo un llamado casi colectivo a retomar el humanismo para continuar con dignidad construyendo el desarrollo de Nuevo León y de México.

“Estamos ante esta bóveda inmensa de la noche, pasando por tiempos oscuros y confusos, por momentos difíciles y complejos para muchos, la voz de Rangel Frías se hace escuchar en un llamado al pensamiento como bandera de esperanza ante la traición de los hombres”, dijo en su mensaje Alejandra Rangel Hinojosa, hija del homenajeado.

UN LLAMADO AL HUMANISMO

Ante las autoridades universitarias encabezadas por el ingeniero José Antonio González Treviño, funcionarios de la administración central, directores, maestros y estudiantes reunidos en la Plaza de los Universitarios Ilustres, la maestra Alejandra Rangel Hinojosa citó a su padre para reflexionar acerca del momento en que vivimos:

“Hoy por hoy, tenemos los universitarios la obligación imprescindible de comprender nuestra misión, no se agota en el conocimiento y en la transmisión de la cultura, no se vuelve nuestra última obligación de enseñanza dentro del aula, sino que en torno a la propia vida, del libro del laboratorio y del aula; hay un punto en el cual la palabra, la emoción y el esfuerzo deben rendir la mayor aportación jamás pedida al ser humano: la de salvarse a sí mismo como criatura superior y la de evitar su propias destrucción.

“Y esto que constituye la obligación moral de las universidades contemporáneas, es a la vez raíz de una actitud política y el principio de un esfuerzo para reagrupar a los hombres del mundo en torno a la verdad, la emoción y la alegría”, pronunció emocionada.

Luego leyó unas palabras escritas por ella, en un ejercicio de saber cuáles serían sus palabras que podría decir a través de su obra y destacó, “vengo aquí y me sorprende una atmósfera tan diáfana y tan pura como las de mis años de adolescente, me encuentro como si me hubiera soñado así mismo”.

Y en ese ambiente emotivo, el Rector José Antonio González Treviño dejó claro que la Universidad ha seguido el camino marcado por don Raúl Rangel Frías y es ideal que se continúe por esa senda a favor de la consolidación de la Máxima Casa de Estudios.

“Con ese sentido fue recuperado el Colegio Civil, tan significativo para don Raúl, como un majestuoso centro cultural de espíritu plural e incluyente; y este año inauguraremos el Centro para el Desarrollo Interdisciplinario de las Humanidades con el propósito de contribuir al fortalecimiento académico y de investigación en las ciencias humanísticas”, anunció durante el acto solemne.

Asistieron a esta ceremonia, Raúl, Alejandra y Mónica Rangel Hinojosa, Alfonso Rangel Guerra; el doctor Jesús Ancer Rodríguez, Secretario General; doctor Ubaldo Ortiz Méndez, Secretario Académico, y demás funcionarios universitarios.


Herramientas personales