Evoca el origen del ser humano con la exposición "Raíces"

De WikiNoticias UANL

13 de julio de 2009

Se dice que lo que siembras será lo que coseches en el futuro, ese el mensaje que Wendy Barrera Villarreal pretendió plasmar en su exposición pictórica “Raíces”, inaugurada el 8 de julio en la Unidad Cultural Abasolo de la UANL.

Se dice que lo que siembras será lo que coseches en el futuro, ese el mensaje que Wendy Barrera Villarreal pretendió plasmar en su exposición pictórica “Raíces”, inaugurada el 8 de julio de 2009 en la Unidad Cultural Abasolo de la UANL.

Trece cuadros y una instalación conforman esta original colección que utiliza técnicas como el collage, mixta y tridimensional, todas hechas a base de acrílico.

Además de ser inédita, la novedad en esta compilación es el uso de cabello humano que simula las raíces y ramas de cada árbol. Asimismo se utilizaron otros materiales como el mecate, tintas, arena y fibra textil.

La licenciada en Diseño Industrial por la UANL, Wendy Barrera, explicó que en todas sus exposiciones siempre la esencia es reflexionar en torno a un tema, en esta ocasión dijo quiso transmitir este mensaje mediante la naturaleza.

“Mi colección habla del origen del ser humano, de donde venimos, de las raíces genealógicas, de nuestra familia, como crecemos, raíces que nosotros creamos. Nosotros crecemos como un árbol, en sentido figurativo, y lo que cosechamos es lo que tendremos el día de mañana”.

Añadió que parte de la idea de estas obras surgió debido a un curso que se les imparte a los catedráticos de la Facultad de Arquitectura, en la que ejerce labor docente desde hace varios años.

“Esto surgió porque también estamos haciendo una investigación de diseño llamada ednodiseño, que ve el área ecológica, entonces a partir de ésta tome la idea y empecé a generar”.

Una peculiaridad en esta exposición es que los asistentes tuvieron la oportunidad de formar parte de la colección, ya que, gracias a la obra “Instalación”, los visitantes escribieron un sueño o comentario para darle retroalimentación a la artista.

Esta actividad, Wendy Barrera la realiza en cada una de sus exhibiciones, dándole así su sello personal y esperando que estos escritos le sirvan como inspiración para sus siguientes cuadros.

La joven de entonces 28 años, regresó a la Unidad Cultural Abasolo pero ahora de manera individual para exhibir parte de su trabajo realizado a lo largo de un año. También se ha presentado en la Capilla Alfonsina en Ciudad Universitaria.


Herramientas personales