Estudio psicosocial sobre la violencia y familia en Nuevo León

De WikiNoticias UANL

10 de agosto de 2007

Los municipios con más violencia intrafamiliar son Guadalupe con 14 casos por kilómetro cuadrado, seguido por San Nicolás de los Garza y Monterrey; Guadalupe es la ciudad con más número de pandillas, le siguen Monterrey y Apodaca.

En Nuevo León se registran cerca de 10 mil casos de violencia intrafamiliar tan sólo en el área metropolitana, fenómeno que a pesar de ser alarmante, para la población no significa nada, porque no lo percibe como grave.

Así lo declaró el Subprocurador de Justicia en Nuevo León, Aldo Fasci Zuazua, luego de conocer los resultados del estudio “Violencia y Familia. Estudio psicosocial Nuevo León 2006” elaborado desde el Centro de Estudios para la Comunicación de la Facultad de Ciencias de la Comunicación.

Esta investigación que se inició desde mayo de 2006, fue presentada el 9 de agosto de 2007 a las autoridades y prensa local por parte de Roberto Silva Corpus, director de la Facultad de Ciencias de la Comunicación y la doctora Patricia Cerda Pérez, responsable de este estudio que además es avalado por la Universidad Autónoma de Nuevo León.

ESTUDIAN LA VIOLENCIA INTRAFAMILIAR

La doctora Patricia Cerda Pérez explicó que este estudio tiene como objetivo principal precisar cuáles son las zonas conflictivas del área metropolitana, en las que se vive con mayor intensidad la violencia familiar a fin de que las autoridades municipales y estatales puedan hacer una toma de decisiones más efectiva.

Agregó que se investigaron tres fenómenos diferentes pero que se relacionan: la violencia intrafamiliar, la violencia urbana (pandillerismo) y el suicidio; y fueron cuatro las hipótesis que se plantearon para este estudio que se vinculan entre sí.

A través de una estricta metodología, se pudo encuestar a la población que radica en mil 747 colonias ubicadas en Monterrey, San Pedro Garza García, Benito Juárez, Guadalupe, General Escobedo, Apodaca, San Nicolás de los Garza y Santa Catarina.

“En las áreas donde la violencia familiar se multiplica, la proliferación de pandillas se agudiza y las posibilidades de los más de 11 mil pandilleros que hay dentro de los mil 600 grupos operantes se erija en grupos de microcriminalidad a los cuales el crimen organizado pueden potencialmente utilizar como mando de obra barata”, precisó Cerda Pérez.

Lamentó la investigadores que la violencia (en la que en un 75 % es física) se asume como normal, ya que creen que la angustia que sienten es producto de la violencia externa.

Luego reveló los alarmantes números: los municipios con más violencia intrafamiliar son Guadalupe con 14 casos por kilómetro cuadrado, seguido por San Nicolás de los Garza y Monterrey; igualmente Guadalupe es el municipio con más número de pandillas, le siguen Monterrey y Apodaca.

VIOLENCIA Y FAMILIA, ESTUDIO PSICOSOCIAL NUEVO LEÓN 2006

“Es evidente que estos municipios están urgidos de apoyos por parte del estado y la federación para instrumentar nuevos centros de apoyo a los jóvenes adictos y grupos vulnerables; ya que observamos a 430 familias que presentaron denuncia por violencia doméstica o presentaron un caso de suicidio en casa”, agregó.

Especificó Cerda Pérez que a través de las encuestas se sabe que en el 87 por ciento de los casos de violencia intrafamiliar la víctima es la mujer; le siguen los niños en un 75% y el adulto mayor y padres con un 22 por ciento; es decir, 3 de cada 4 víctimas secundarias son menores.

Las recomendaciones que hace la Universidad Autónoma de Nuevo León, a través de la Facultad de Ciencias de la Comunicación van dirigidas a las autoridades gubernamentales, en el sentido de hacer un esfuerzo unificado de jefes de gobierno, maestros, las familias e incluso centros religiosos con una estrategia dual para implementar respuestas efectivas para las zonas de conflicto familiar y social.

“Se deben trabajar políticas específicas que logren reducir los niveles de violencia, hay una enorme necesidad de que las autoridades se vinculen entre sí, tener planes conjuntos con metodologías únicas; nosotros vamos a distribuir una Guía de Resolución de Conflictos a las familias donde se vive la violencia intrafamiliar a través de los centros comunitarios”, dijo Roberto Silva.

El director de la FCC explicó que luego de conocerse estos resultados, se sostendrán reuniones con los alcaldes de los municipios involucrados en la investigación a fin de puedan establecer políticas de acción y será la propuesta de la facultad para que este estudio tenga impacto social en la comunidad.

Aldo Fasci por su parte, aceptó las necesidades prioritarias en materia de violencia intrafamiliar y dejó claro que este estudio les permite tener identificadas las zonas de conflicto y actuar en consecuencia.

“Es sumamente importante este dato: hay 35 ejecuciones y 87% de la gente lo percibe como grave, sin embargo hay 10 mil casos de violencia familiar y sólo 13% lo percibe como grave; el tema es muy claro, la gente no tiene conciencia de que la violencia familiar es un problema grave, pero de ahí nace el pandillerismo, el suicidio y la violencia en las calles”, dijo a la prensa el Subprocurador de Justicia en Nuevo León.

Cabe destacar que los colaboradores de esta investigación son los catedráticos de la FCC Lewis Store, Irma Cerda, Emma Cerda, Alejandro Sandoval y Javier Álvarez.

Herramientas personales