Estudiando entre estudiantes: un proyecto social

De WikiNoticias UANL

6 de febrero de 2009

Jóvenes emprendedores.

“Estudiando entre Estudiantes” es un proyecto social a través del cual estudiantes y egresados universitarios viven la experiencia de compartir y apoyar a jóvenes de las comunidades rurales en su necesidad por estudiar a nivel profesional.

Después de la detección de la importante problemática de deserción escolar a nivel bachillerato por la falta de instituciones educativas rurales, el grupo se dio a la tarea de buscar brindarles los recursos necesarios para continuar sus estudios.

Todo inició, relata Jibran Mohamed Noriega, el entonces estudiante de la especialidad en oftalmología en la Facultad de Medicina y titular de la A. C., hace cinco años (a febrero de 2009).

Él y otros estudiantes rentaban una casa ubicada en la cabecera de Mina, Nuevo León, para estudiar, ahí conocieron a jóvenes egresados de secundaria que por cuestiones económicas o de infraestructura no podían seguir estudiando.

Uno de ellos fue el caso de Omar, el primer “visitante” y casi impulsor en convertir las inquietudes de los estudiantes universitarios en una asociación civil para apoyar casos como los de él.

Para hacer realidad lo anterior contaban con un centro de estudio ubicado en Mina Nuevo León y que apoyaba a potenciales estudiantes de Espinazo y los municipios coahuilenses de Ramos Arizpe y Castaños.

De planta en ese espacio colaboraba una trabajadora social, una psicóloga y cuatro estudiantes de servicio social. Además contaban con el apoyo del joven Marco de la Garza, entonces estudiante de Relaciones Internacionales de la Facultad de Ciencias Políticas que vive en Mina.

Gracias al proyecto, para febrero de 2009, Omar estaba por ingresar al cuarto semestre de Ingeniería Mecánica en la Facultad de Ingeniería Mecánica y Eléctrica (FIME); también fueron beneficiados otro joven que cursaba los primeros semestres en dicha facultad y una chica que estudiaba en la Facultad de Trabajo Social.

Estudiando entre Estudiantes brindaba, en febrero de 2009, apoyo a cuatro estudiantes a nivel licenciatura y once de preparatoria. Sin embargo su plan era albergar hasta 40 ó 50 estudiantes por año.

Su visión como asociación es ser un centro que cuente con todos los recursos necesarios para el desarrollo integral de la región basado en el conocimiento de sus jóvenes estudiantes.

En tanto su misión es la de brindar formación integral a jóvenes de comunidades rurales que desean continuar con sus estudios.

Además, su constitución como grupo los hace fijarse directrices de valores que correspondan a la conciencia social, la esperanza en el futuro, el trabajo en equipo, la visión global, la innovación, la confianza en la juventud y finalmente la sustentabilidad.

Es así como han constituido el Modelo E/e, el cual consiste en vincular a jóvenes universitarios con conciencia social con otro joven del área rural con deseos de estudiar.

Al entrar a la organización los estudiantes del área rural escriben una pequeña biografía en la que, al paso del tiempo, se describen como son y los avances que han tenido a lo largo de los semestres de estudio profesional.

A manera de retrospección individual, contó Jibrán, “Entran a la prepa y piensan que hubiera sido toda más fácil si hubiesen estudiado bien en la secundaria, y el mismo caso es para los que entran a la facultad.

“Mucho lo aprenden al ver a otros estudiantes. Aprenden a ser estudiantes, a agarrar un libro y ponerse a leer, a tener esa disciplina”, expresó Laura Judith Moreno, licenciada en Trabajo Social y colaboradora.

Un aspecto importante del programa es la circularidad social y económica del proyecto en las regiones donde se trabaja. La misión como asociación, señala Jibran, es hacer que cada chico vuelva a su pueblo terminando sus estudios profesionales para apoyar a su comunidad.

Como ejemplo de desarrollo en la zona, antes, algunos pobladores, pedían a los estudiantes universitarios la elaboración de oficios. Luego, los propios hijos de esos ejidatarios eran quienes escribían los textos.

“Veíamos que eran ejidos con rezagos educativos, pobreza, exclusión geográfica o drogadicción, pero todo eso se puede solucionar con al acción sencilla de un estudiante consciente al compartir sus experiencias”.

El apoyo de los participantes universitarios en el proyecto es compartiendo sus conocimientos y habilidades adquiridas en la universidad con los más jóvenes.

Aurora Díaz, psicóloga egresada de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), coordinaba el apoyo psicológico que brindaban practicantes con los jóvenes estudiantes cada fin de semana.

Otro ejemplo es Alejandra Neri, entonces tesorera del grupo y egresada de la Facultad de Arquitectura de la UANL, quien aportó los planos para la construcción de un segundo espacio educativo en la zona proyectado para febrero de 2009.

Los miembros de la asociación comentaron que habían recibido un gran apoyo de la UANL en infraestructura, servicio social, prácticas profesionales y la validación socioeconómica en el sistema de becas.

Para esto último, comentaron, hicieron un acuerdo con el Departamento de Becas de la UANL para permitir que las trabajadoras sociales voluntarias, previo estudio socioeconómico, validaran las becas de bajos recursos y con ello agilizar el beneficio.

"La UANL nos ha ayudado mucho, la Dirección de Vinculación y Servicio Social nos ayudó al canalizar a muchos estudiantes para apoyar a los estudiantes de ahí", aseguró el entonces dirigente del grupo.

Como A. C. han conseguido reunir donativos deducibles de impuestos y a vincularse con diferentes universidades del área metropolitana de Monterrey.

Entre sus proyectos está el BIPER (Beca Integral Para Estudiantes Rurales), FINES (Formación Integral de Estudiantes), CAFÉ (Casa de Formación Estudiantil), La Red para el Manejo de Urgencias de Espinazo y Espinazo Limpio, entre otras.


NUEVA CASA DE APOYO EDUCATIVO Y BIBLIOTECA RURAL

Hasta febrero de 2009, y a cinco años de realizar aquella idea, la asociación civil pondría el9 de febrero del mismo año la primera piedra para la construcción de la segunda casa de apoyo educativo.

Compuesto por un amplio terreno de más de dos mil metros cuadrados, el nuevo espacio, ubicado a la entrada de la cabecera municipal de Mina, se planeaba fuera inaugurado el 9 de septiembre de 2009.

Dicha ceremonia sería encabezada por el entonces Rector de la UANL, José Antonio González Treviño, y otras autoridades estatales y municipales de las regiones en cuestión.

La idea de la construcción de las nuevas instalaciones, explicó Jibran, era que no fuera sólo un edificio sino una casa que incluyera una plaza y espacios públicos, además que fuera fabricada con rasgos arquitectónicos de la zona.

También en la Semana Santa de 2009 arrancarían la construcción de la primera biblioteca rural estudiantil que tenía por meta ampliar la red de bibliotecas en los pueblos.

La biblioteca se construiría con un método ecológico, en tan sólo 10 días y con el apoyo en la mano de obra de los propios pobladores.

Como un reconocimiento a su labor el 11 de diciembre de 2008, Jibran Mohamed Noriega, el entonces titular de la A. C., recibió el Premio Estatal de la Juventud en el rubro Labor Social.

Modelo E/e

Área Urbana

Ofrecer a jóvenes de la ciudad una experiencia en la que puedan vivenciar otra realidad educativa

1.- Proyectos de servicio social en universidades enfocados a Promoción educativa Estudios de campo e investigación Asesorías académicas a estudiantes de preparatoria y universidad Asesorías a estudiantes de secundaria que presentarán el examen de admisión a preparatoria 2.-Programa de voluntariado con recién egresados, grupos de jóvenes, grupos religiosos y comunidad en general

Área Rural

Promoción: ofertar en los pueblos la opción del estudio como una forma de superación 1.- Búsqueda de comunidades marginadas 2.- Contacto con líderes comunitarios 3.- Visita a poblados 4.- Estudio de campo y análisis de la realidad 5.- Visitas a familias de jóvenes para presentar los beneficios del estudio 6.- Convivencia de universitarios con jóvenes y miembros de la comunidad

Vinculación: estrategias para que los estudiantes mantengan un vínculo con sus comunidades y se motiven para desarrollarlas 1.- Visitas todos los fines de semana y vacaciones a sus comunidades 2.- Promover la participación de varios estudiantes por comunidad (fomentando la participación grupal) 3.- Aceptar a todo estudiante que esté motivado a querer estudiar (no sólo los mejores económicamente) 4.- Servicio social comunitario en lugares como museos, DIF, Instituto de la Juventud, asociaciones con impacto social, centros de salud, proyectos en sus comunidades: redes de salud y manejo de urgencias, prevención de drogadicción VIH/ITS y delito

Asistencia: ofrecer todo lo necesario para la formación integral del estudiante 1.- Transportación de los pueblos a las casas de asistencia 2.- Cuotas escolares 3.- Útiles escolares 4.- Vivienda y servicios 5.- Alimentación 6. Asesorías académicas 7.- Supervisión (hermano mayor) 8.- Apoyo psicológico 9.- Actividades recreativas/culturales 10.- Acompañamiento religioso (según la creencia)

Herramientas personales