Estudia asimilación de estudiantes transnacionales a escuelas de Nuevo León

De WikiNoticias UANL

12 de septiembre de 2007

Al reconocer la situación de transnacionalidad de los estudiantes que regresan de Estados Unidos a México debe trabajarse con estrategias que permitan integrarlos con sus elementos culturales e idiomáticos a su nuevo y diferente entorno, explica Juan Sánchez García quien con su investigación alcanzó el grado de doctor en Ciencias por el Instituto de Investigaciones Sociales de la UANL.

Un niño no decide la emigración, pero la vive, la experimenta y puede sufrirla, una vez que sus padres toman la decisión. Quizás esta premisa fue el móvil de la investigación con la cual Juan Sánchez García alcanzó su grado de doctor en Ciencias tras discutir su trabajo de tesis en el Instituto de Investigaciones Sociales de la UANL.

El retorno de menores migrantes a escuelas de Nuevo León: trayectorias escolares, identidades trasnacionales, dinámicas de inclusión/ exclusión y trabajo docente fue el título de su pesquisa científica mediante la cual entrevistó a 76 estudiantes mexicanos que han regresado desde Estados Unidos, encuestó a más de 14 mil personas y entrevistó a otros 46 maestros, de una muestra representativa 174 escuelas de Nuevo León.

“Muchas veces no se reconoce esta situación del transnacionalidad, y no se tiene en cuenta en la educación de estos niños que es necesario familiarizarlos con aspectos históricos, de identidad, de respeto a la convivencia, de cultura ambiental, de infraestructuras y entornos diferentes a los que ellos estaban viendo en Estados Unidos.”

El docente de la Escuela Normal Miguel F. Martínez y maestro del posgrado de Filosofía y Letras de la UANL, realizó un amplio análisis en el contexto de la globalización, la regionalización de la economía, la diversidad cultural, y la necesidad que se impone entonces en el orden de establecer acuerdos bilaterales para respetar los derechos educativos de los niños y jóvenes.

“La educación es la principal estrategia de futuro en la que puede invertir un Estado, hay que crear una estructura sistémica, con escuelas bilingües que los estudiantes que regresan de Estados Unidos a México puedan integrarse con todos los elementos culturales, idiomáticos, y puedan sentirse a gusto en su nuevo entorno. Todo proceso de cambio es difícil por lo que se impone trabajar en esto.”

Según sus recomendaciones se precisan trabajar con los maestros en primera instancia, capacitarlos para que motiven a los estudiantes, y por otro lado, contar con las voluntades de los gobiernos para potenciar el capital social y evitar de ese modo que se presenten fenómenos de exclusión e inclusión.

“Hay que tomar la educación como un aspecto de incidencia en la vida general, insistir desde lo crítico, desde lo alternativo, y compartir valores universales como una respuesta hacia los problemas globales. Estos alumnos transnacionales pueden integrarse perfectamente a la escuela, y pueden ser un potencial que ayuden y apoyen en las clases de inglés, por ejemplo, u otras actividades que estén más desarrolladas en Estados Unidos. Pero si no hay esta situación de comprensión, de entendimiento y apoyo, ese potencial no se utiliza y puede convertirse en una dificultad que derive en problemas de desintegración, marginación, violencia.”

El estudio, realizado desde 2004 inicialmente solo escuelas primarias y secundarias de Nuevo León, ya se extendió al estado de Zacatecas y prevén continuarlo en Veracruz. Financiado por Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, coordinado por el doctor Víctor Zúñiga, de la Universidad de Monterrey (UdeM), y con el apoyo del doctor Edmund Hamman, de la Universidad de Nebraska, como investigador asociado, los resultados han sido aceptados para publicarse en diferentes artículos, uno de ellos ya publicado por la Universidad de California en San Bernardino, en el Journal of Latinos and Education.

“También en una conferencia que hicimos en Toronto nos aprobaron para un libro que se va a editar en Estados Unidos e Inglaterra y está por dictaminarse un artículo en la Universidad de Missouri, además hay una propuesta de publicar este estudio en esta fase de Nuevo León, por parte de un organismo internacional.”

Alcanzar el grado de doctor es un hecho que celebra, y que acrecienta sus beneplácitos con la utilidad de las propuestas derivadas del proyecto. La asimilación de los alumnos hacia la cultura, las tradiciones y la identidad de un país incuestionablemente suyo, es un reto que ante los ojos del ya doctor Sánchez cobra un sentido vital en la preservación de la diversidad y los valores humanos.

Herramientas personales