Estrenan obras italianas del siglo XX

De WikiNoticias UANL

21 de febrero de 2008

La Orquesta Sinfónica de la Universidad Autónoma de Nuevo León ofrecería un programa completamente italiano.

El Teatro Universitario de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL) volvería a cimbrar el jueves 21 de febrero de 2008 con la exquisita mezcla de las cuerdas y la orquesta.

En cuarto programa de la Temporada 2008, eran dos los invitados al escenario universitario: los italianos Stefano Mazzoleni, director de orquesta, y el guitarrista Massimo Scattolin, quien se declara admirador de las obras del compositor mexicano Manuel M. Ponce.

A partir de las 20:30 horas, el ensamble interpretará cuatro obras, comenzando con el estreno a escala mundial de la obra “Conciencia de la Luz” del compositor siciliano Antonio Fortunato.

“La obra es de un estilo descriptivo y neo-romántico”, explicó Mazzoleni, quien es buen amigo de Fortunato. Su estreno tiene el objetivo de adentrarse en el público actual con la música contemporánea del siglo XX.

“Yo principalmente hago música del siglo XX, por eso trajimos a Fortunato a México, me gusta traer obras nuevas, sobre todo si un país nunca las ha escuchado”, comentó el director huésped de la Orquesta Sinfónica de la UANL (OSUANL).

Antes del intermedio se podría disfrutar del primer concierto que fue escrito para guitarra y orquesta, el “Concierto No. 1 en La Mayor para Guitarra”, de la autoría de un prodigioso de las cuerdas, Mauro Giuliani.

A lo largo de esta obra se conjuntan la sonata y la siciliana italianas, teniendo como efecto una obra muy refinada en un ambiente poético.

Giuliani fue contemporáneo del violinista Niccolò Paganini, dos grandes músicos durante la transición entre el siglo XVIII y XIX.

Después del intermedio, la OSUANL trasladaría al público hasta la capital italiana, con la obra de Ottorino Respighi, “Las Fuentes de Roma”, un poema sinfónico que narra cuatro “fontanas” romanas en cuatro momentos diferentes del día.

Respighi siente y hace sentir a los oyentes ese proceso de cambio en la ciudad, empezando al amanecer en la Fuente del Valle Giulia, en la mañana en la Fuente de Tritón, la Fuente de Trevi hacia el mediodía, y la calma de la Fuente de la Villa Medici que llega con el velo de la noche. El maestro Silvino Jaramillo define la obra como “tarjetas postales al oído”.

La noche culminaría con el estreno en México de la obra “Recréation Concertate”, de Goffredo Petrassi.

Con su lirismo italiano, Petrassi advierte independencia y originalidad en su obra, además añade particularidad en el lenguaje musical. “La obra se escribió entre 1952 y 1953”, comenta el director italiano, “es todo un reto, porque rítmicamente es difícil”.

Mazzoleni agregó “son ocho conciertos, pero se interpretará el tercero, éste resulta interesante porque fue escrito a mediación de su carrera, justo en el momento en que pasa de lo neo-clásico a lo moderno”.

Casi para finalizar la primera serie de la temporada 2008, la OSUANL presentaría un concierto para conmemorar el 150 aniversario del natalicio de Giacomo Puccini. Los artistas opinan al respecto.

“Es lindo que un país extranjero se ocupe de la música italiana y la promueva. Italia tiene un gran repertorio. Es cuna de Vivaldi, de Verdi y obviamente de Puccini quien fue uno de los más importantes”, asevera Stefano Mazzoleni.

El trabajo de Puccini, aclara Massimo Scattolin, a diferencia del de otros compositores, conjuga la voz y la orquesta. Puccini siempre cuenta historias muy románticas que terminan en tragedia.

Para ambos artistas su experiencia con la Orquesta Sinfónica de la Universidad Autónoma de Nuevo León ha sido gratificante, ya que coinciden en señalar que el hecho de que cuente con integrantes de diversas nacionalidades la enriquece cultural y musicalmente.

Dejémonos deleitar por la música de la “bella Italia”. El telón apenas se abre.


Herramientas personales