Estrenan obra en Monterrey, la exportan a Portugal

De WikiNoticias UANL

25 de octubre de 2006

El hombre sin adjetivos, original de Mario Cantú Toscano.

La Escuela de Teatro de la Facultad de Filosofía y Letras (FFYL) de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL) presentó la obra El hombre sin adjetivos, original de Mario Cantú Toscano, bajo la dirección de Marcos Barbosa y las actuaciones de Alfonso Iduñate, Alhelí Guerrero y David Colorado.

La comedia es una crítica a la indiferencia que existe en estos tiempos, donde ya nadie se compromete, “el cinismo que nos ha alcanzado, la gente ya no se indigna, ya no siente, cada quien está en su propio rollo y no se preocupa por los demás, no escucha lo que el otro le está diciendo”, comentó el autor.

“El personaje principal es un reflejo de estos tiempos, alguien que ya no siente, que no puede conectarse con el mundo”.

El dramaturgo explicó que fue a principios de 2006 cuando escribió la obra. Tiempo después, Marcos Barbosa la leyó y le interesó presentarla en Portugal, donde programaron funciones el 26 y 27 de octubre de 2006 en Vila Nova de Famalicao.

“Primero teníamos que estrenarla aquí; así nos enrolamos en el proyecto para sacar este montaje”, indicó el autor.

Por su parte, Barbosa comentó que el texto le atrajo porque habla de personas jóvenes que están en edad adulta y en un punto de cuestionamiento sobre qué es vivir en el año 2006 “con todos los sueños y ansiedades de una persona que tiene veinte, treinta años. Mario Cantú me parece un dramaturgo de Nuevo León muy interesante que hablan de cosas de hoy, contemporáneas que me interesa montar”.

Agregó que la puesta en escena se complicó debido a la premura, de tal modo que los actores trabajaron largas jornadas. “Lo que más recuerdo es la dedicación que tuvieron con el trabajo, recuerdo mucho las primeras lecturas, donde todo esto parecía muy raro”.

Para Alfonso Iduñate, quien interpretó al personaje central de la historia, estar ensayando durante ocho horas diarias, implicó dejar de lado su vida personal y laboral, “fue un trabajo bien intenso porque estuvimos a contra tiempo”.

Expresó que como actor, en algunas ocasiones se asocian ciertas experiencias con el desarrollo del papel, “a veces uno se enfrenta a cosas reales. Yo con el personaje procuro que le llegue a la gente, que a veces parece que estas acompañado y a veces tus amigos no te comprenden o te sientes solo, es de lo que se trata la obra.

“Me gustan mucho los tres personajes, porque están en la vida real y muchas veces pueden ser tus amigos o puedes ser tu mismo”.

Herramientas personales