Equidad de Género, entre avances y rezagos

De WikiNoticias UANL

8 de octubre de 2009

La participación masculina en las labores cotidianas del hogar no ha avanzado significativamente en México, aunque la colaboración más visible es en hombres con edades de 18 a 25 años, aseguró el doctor Guillermo Núñez Noriega.

La equidad de género en las labores cotidianas y en el convivir diario, ha visto tanto avances como estancamientos, advirtió el doctor Guillermo Núñez Noriega, miembro del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo de Sonora (CIAD).

El sociólogo identificó en su trabajo de campo a tres generaciones de hombres: la primera de 60 o más años; la segunda entre 45 y 55, y la tercera generación de 18 a 25 años de edad, donde encontró resultados mixtos.

“Se ha avanzado en métodos anticonceptivos, la primera generación no utilizaban anticonceptivos y si lo hacían eran hierbas que lo usaban como remedio casero; en la segunda generación, las mujeres comenzaron a utilizar métodos pero los hombres desconocían y por ende no utilizaban; en esta generación utilizan varios anticonceptivos, ya que se tiene mayor información.

“Por otro lado, en las labores cotidianas en el hogar no se ha avanzado significativamente; la primera generación ni pensarlo en que participaran en ellas; la segunda comenzó a hacerlo, aunque sin decirlo abiertamente; mientras que la tercera generación, apoya a las mujeres en estas tareas y lo dice abiertamente”, aseveró el doctor en antropología cultural.

Núñez Noriega ha realizado investigaciones sobre homosexualismo, VIH, las relaciones entre gays y lesbianas, lo que ha representado toda una ruptura de paradigmas en la sociedad sonorense, que es en la que se desenvuelve el miembro del Sistema nacional de Investigadores SNI-Conacyt.

Aunque para ello ha visto diversas trabas para desarrollar su labor a cabalidad, las cuales enumeró durante la conferencia “Feminismos y estudios de género de los hombres en México”, que dictó el 7 de octubre de 2009 en la Facultad de Filosofía y Letras.

“La autonomía académica (para contribuir en estas investigaciones) está en peligro por el ámbito académico, político y, sobre todo, religioso (…) la heterosexualidad es incentivada por la ley, es toda una institución”, dijo.

El académico del CIAD apuntó que inclusive en el mismo gremio académico se tiene una imagen distorsionada sobre quienes realizan labores investigativas como ésta.

“Hay quienes creen que hacer una investigación de esta índole representa realizar apología de un tema en específico”, criticó.

Para ello, el creador de varios títulos sobre la sexualidad y relaciones interpersonales aconsejó crear centros de Estudios de Género para generar conocimiento en cuanto a ello, sin encontrarse tantos valladares como los que de pronto se encuentran los estudiosos del tema en la actualidad.

La participación del autor de “Masculinidad e intimidad. Identidad, sexualidad y sida”, fue dentro del Seminario: Diagnóstico sobre la condición de la Mujer en Nuevo León.


Herramientas personales