Entregan su tiempo a niños de zonas marginadas

De WikiNoticias UANL

2 de agosto de 2005

Más de trescientos estudiantes universitarios se desempeñaban hasta el 2 de agosto de 2005 como instructores de los Campamentos de Verano.

Como una manera productiva de aprovechar sus vacaciones y aportar a la sociedad un poco de su tiempo, más de trescientos estudiantes universitarios, procedentes de las diferentes preparatorias y facultades de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL) se desempeñaron hasta el 2 de agosto de 2005 como instructores de los Campamentos de Verano.

Cada año el DIF (Desarrollo Integral de la Familia) Nuevo León organiza en verano este tipo de eventos para niños de escasos recursos que en el periodo vacacional pasan más tiempo con sus familias lo que dispara los índices de maltrato familiar o de abuso.

Desde hace más de diez años el organismo acude a la UANL para solicitar requerimientos humanos e incluso apoyo operativo para el proyecto enfocado a familias de colonias como Garza Nieto, Ferrocarrilera y Pedro Lozano.

La Dirección de Vinculación y Servicio Social se encarga de reclutar a la cantidad de estudiantes necesaria para enviarlos a los municipios como Apodaca, Juárez, Monterrey, Guadalupe, Escobedo, García, San Pedro, Allende, General Terán, Santiago, Ciénega de Flores, Dr. Arroyo, Sabinas Hidalgo y Salinas Victoria.

“Esto inicia con una labor de sensibilización a los alumnos y un recorrido por las preparatorias y facultades buscando reclutar estudiantes para que funjan como instructores en el proyecto.

“Se les da un pequeño curso de capacitación sobre lo que van a realizar, en alrededor de tres horas, como inculcar información acerca de valores, cuestiones artísticas, recreación y deportes”, comentó María Guadalupe Ramírez López, hasta entonces coordinadora de Vinculación de la Dirección de Vinculación y Servicio Social de la UANL.

Con la invitación a jugar, aprender y divertirse, el DIF estatal inició en diferentes centros comunitarios los Campamentos de Verano 2005 que como cada año se llevan a cabo durante el mes de julio, para finalizar con la realización de un evento donde los infantes demuestran lo aprendido durante las tres semanas de trabajo.

De manera gratuita y según la capacidad de cada centro DIF se reciben alrededor de ciento veinte niños de edades entre los seis y los doce años.

Marco Iván Ordaz Sánchez, coordinador de Atención Comunitaria, dentro de la misma dependencia universitaria, encabeza a los estudiantes voluntarios.

“En esta ocasión estamos trabajando con jóvenes prestadores de servicio social, quienes están incorporados a otro tipo de proyectos, pero como en verano baja su carga de trabajo, los invitamos a que se incorporen a esta labor”.

Además participan estudiantes del programa de Voluntariado Universitario que cuentan con tiempo disponible y ganas de aprovecharlo en este tipo de actividades que dejan una contribución social, añadió Ordaz.

Los estudiantes universitarios empiezan por arreglar y adecuar las unidades donde se llevarían a cabo los campamentos de verano, se encargaron de atender a los niños inscritos, estar al tanto de los apoyos del DIF y de preparar las actividades a realizar durante las tres semanas.

Entre los jóvenes se encuentran algunos que participan por segunda ocasión, reafirmando su voluntad de servicio.

Regularmente quien participa en estos proyectos una vez, vuelve al año siguiente, sobre todo porque los hace más receptivos al ver la problemática social y al darse cuenta de la ayuda que la sociedad necesita para que su situación pueda mejorar.

Por otro lado, pero encaminado también hacia niños de escasos recursos, en el municipio de García la UANL arrancó, gracias al apoyo de los voluntarios universitarios, el proyecto Programa de Estimulación Artística.

Allí se estaban llevando instructores de dibujo, danza, teatro y otras actividades artísticas; entonces se encontraba a nivel piloto y al cabo de seis meses esperaban realizar una presentación con lo aprendido, la idea incluso era mostrarles hasta cómo diseñar sus propios instrumentos.

Los niños ven temas como la familia y su importancia, el respeto, cuidarse a sí mismos, medio ambiente, autoestima, prevención de accidentes, derechos y deberes, salud, nutrición, reciclaje, recreación y deporte, canto y baile; la mayoría de las actividades encaminadas a inculcarles buenas costumbres y entretenerlos para alejarlos de las calles y las adicciones.

Para algunos instructores como Elizabeth, a pesar de ser esta su primera vez participando y traer collarín, los Campamentos de Verano 2005 resultan una experiencia por demás satisfactoria, simplemente por el hecho de trabajar con niños.

Herramientas personales