Entregan doctorado Honoris Causa a Botero

De WikiNoticias UANL

31 de enero de 2008

La Universidad Autónoma de Nuevo León otorgó el grado académico de Doctor Honoris Causa al pintor y escultor colombiano Fernando Botero, en sesión solemne celebrada el 31 de enero de 2008 en el Teatro Universitario.

En el marco del 75 Aniversario de la Universidad Autónoma de Nuevo León, el reconocido pintor y escultor colombiano Fernando Botero, recibió de manos de las autoridades de esta institución pública el grado de Doctor Honoris Causa en sesión extraordinaria del H. Consejo Universitario.

El Rector José Antonio González Treviño, colocó a Botero la toga y el birrete en el acto solemne que se realizó el 31 de enero de 2008 en el Teatro Universitario y fue el Gobernador de Nuevo León, José Natividad González Parás quien le entregó el documento que avala el más alto grado académico que otorga la Máxima Casa de Estudios de la entidad.

“Este evento representa un acto de reconocimiento de la academia de nuestra Universidad a través del título de Doctor Honoris Causa, grado que se otorga a aquellos personajes que han hecho importantes aportaciones al desarrollo del ser humano a través de las distintas disciplinas del conocimiento y el espíritu”, pronunció en su mensaje el mandatario estatal.

LA UANL CELEBRA LA OBRA Y TALENTO DE BOTERO

En Sesión de Consejo Universitario celebrada el pasado 11 de diciembre de 2007 se acordó hacer la entrega del Doctor Honoris Causa a Fernando Botero, artista colombiano cuya obra se distingue en la plástica mundial por su monumentalidad, el humor, la ironía e ingenuidad.

Ante los integrantes de este órgano colegiado de la UANL, comunidad académica, artística, plástica y funcionarios de la cultura estatal, las autoridades universitarias rindieron homenaje a quien es considerado como un pintor y escultor de un gran talento creativo.

En su mensaje, ingeniero José Antonio González Treviño reconoció a Botero como el único artista que se ha dado el lujo de exponer sus obras en el paisaje urbano de las grandes metrópolis como Los Campos Elíseos, en París; La Gran Avenida, en Nueva York; La Plaza de Comercio, en Lisboa; y las Pirámides de Egipto.

“Botero es un artista que muestra respeto y amor al trabajo y que hacen de este una fuente de gozo, porque el arte invita a disfrutar y reflexionar, permitiendo desarrollar una sensibilidad que impulsa a transformar en más pacífica, solidaria y humana nuestra realidad”, dijo el Rector de la UANL ante la presencia del artista, quien estaba acompañado de su esposa, Sofía Vari.

Luego del discurso del ejecutivo universitario, subió al estrado Fernando Botero. Ya con la toga y birrete puestos y su grado de Doctor en las manos, tomó la tribuna y desafiante dijo a la audiencia que el mundo sufría ahora mismo de una pobreza artística que sólo podría recuperarse volviendo a las raíces.

“Me siento muy honrado y muy agradecido por este grado Honoris Causa que me concede la UANL, más quiero aprovechar esta ocasión para señalar un grave peligro que, en mi opinión, está amenazando a las artes plásticas del mundo contemporáneo: la desintegración de la plástica”, dijo en su oportunidad.

Botero denunció ante los presentes que la pintura y escultura atraviesan por una de las peores crisis de toda su historia, “la desintegración del arte mundo, debido a un exceso intelectualismo y a una verdadera situación conceptual ha producido la vida más pobre y estéril artísticamente hablando que se recuerde; el gran arte del pasado había sido profundamente sensual, estructurado sobre grandes ideas e importantes reflexiones y su función era despertar el placer de los espectadores”.

Agregó que hoy la sensualidad y el placer parecen mal vistos y hasta prohibidos en el arte moderno, “además se vive un fenómeno más alarmante cada día: un alejamiento de la pintura y escultura mismas pues la técnica de estas manifestaciones artísticas se están perdiendo y se están reemplazando por otras formas de expresión más efímeras y pasajeras.

Compartidas estas reflexiones, tocó el turno al Gobernador del Estado, reconoció al creador colombiano como un artista y un intelectual, “Fernando Botero sin palabras pero con argumentos plásticos ha denunciado y cuestionado acciones de dictadura, narcoterrorismo, crimen organizado e injusticias de toda índole”.

El mandatario estatal dejó claro que la obra plástica y escultórica de Botero ya ha trascendido y es considerado patrimonio cultural de la humanidad.

Herramientas personales