Entregan 77 grados de doctor y 84 diplomas al Mérito Académico

De WikiNoticias UANL

27 de agosto de 2007

Especial significado tiene para nuestra Alma Máter esta Sesión Solemne en la que hemos entregado el Reconocimiento al Mérito Académico al alumno más distinguido, y los títulos universitarios de más alto rango y de gran trascendencia: los de doctorado.

Mensaje del Rector José Antonio González Treviño Sesión Solemne del H. Consejo Universitario 25 de agosto de 2007

Esta ceremonia es para nuestra alma máter una fiesta especial en la que rendimos cuentas a la sociedad de los resultados de la labor educativa que desde hace 74 años Nuevo León encomendó a esta institución.

Agradecemos la presencia de las más altas autoridades de nuestra Universidad: los integrantes de las honorables Junta de Gobierno y Comisión de Hacienda, a los señores Don Miguel Barragán y Don Fausto Ibarra, quienes presiden respectivamente el Consejo Consultivo Externo y la Fundación UANL, benefactores de la Universidad, quienes en variadas formas siempre expresan su simpatía y manifiestan su apoyo a la causa de la institución.

Desde luego que también es un honor contar con la presencia de los padres y familiares de los universitarios que hoy han sido galardonados.

Especial significado tiene para nuestra alma máter esta Sesión Solemne en la que hemos entregado el Reconocimiento al Mérito Académico al alumno más distinguido –de entre los que integran su generación-, en cada uno de los distintos programas que configuran nuestra oferta educativa –preparatoria, preparatoria técnica, técnico superior universitario y licenciatura-, ceremonia en la que ustedes han sido testigos también de la entrega de los títulos universitarios de más alto rango y de gran trascendencia: los de doctorado.

Cada uno de estos destacados universitarios que hoy han sido galardonados, con una ejemplar muestra de los frutos que se alcanza con el esfuerzo, la dedicación y el entusiasmo sostenidos a los largo de sus respectivos estudios, lo que nos enorgullece porque ellos son la confirmación más límpida del respeto de los universitarios por la oportunidad que la sociedad nuevoleonesa les ha brindado al apoyar la existencia de esta máxima casa de estudios del estado.

Esta gestión universitaria que me honro en encabezar para dar cumplimiento a lo señalado en la Visión UANL 2012, se esfuerza por lograr que los programas educativos que ofrece se distingan por su pertinencia, calidad, equidad, innovación y competitividad, despegando la efectividad y flexibilidad necesarias para asegurar el éxito en el compromiso de internacionalización que nos hemos fijado.

A estos jóvenes universitarios les ha tocado en suerte encontrar en la UANL una amplia disposición para lograr que la oferta educativa a la que han tenido acceso se distinga por ser:

• De amplia cobertura • De excelente • Calidad, reconocida nacional e internacionalmente • Debidamente acreditada • Comprometida en lograr la formación integral del educando • Apoyada en las nuevas tecnologías de información y comunicación • Estructurada por competencias • Flexible • Que cuenta con un sistema integral de evaluación • Relacionada con áreas estratégicas del conocimiento, prioritarias para el desarrollo regional, nacional e internacional

Es justo resaltar que de los 77 universitarios que hoy recibieron el título de Doctor, representan de manera especial, la corona del esfuerzo institucional, pues nuestra alma máter es la universidad pública del país con más egresados en este nivel, considerando aparte a las instituciones hermanas establecidas en el Distrito Federal.

Baste con mencionar que durante el transcurso de esta gestión administrativa de casi cuatro años, hemos entregado 271 títulos de Doctor. Sabemos que cada uno de estos universitarios que hoy distinguimos y de sus compañeros de estudio que ellos representan, serán portadores de esa viva flama de la verdad que les impulsará, desde lo más íntimo de su corazón y de su mente a ser:

• Ciudadanos ejemplares, competitivos en el contexto mundial; • Preactivos, cultos, expertos; • Conocedores de los problemas de su comunidad y de la patria; • Eficaces transformadores propositivos de su entorno; • Comprometidos a ser constructores de un mundo mejor; • Edificadores de paz, justicia y armonía; • Mujeres y hombres de bien, capacitados y deseosos de abrir amplios caminos y horizontes para la comunidad, especialmente para los más desposeídos.

Felicito a cada uno de los universitarios que hoy han recibido estas distinciones, y de manera especial felicito a sus padres, a todos sus seres queridos, quienes con su esfuerzo y cariño han logrado ofrecer a sus hijos, la mejor y más valiosa herencia; una educación universitaria sólida, integral.

Como amor con amor se paga, estoy seguro de que en el ejercicio de su profesión y en todos los aspectos de sus vidas, estos hijos los llenarán de orgullo y les sabrán recompensar con cariño, apoyo, presencia y comprensión todo lo que ustedes han realizado por ellos.

Universitarios:

Los convoco a permanecer dispuestos a sumir el compromiso ético, profesional y social, en el desempeño de todas sus acciones para que, con el cotidiano testimonio de su calidad de vida personal y profesional, se sumen a la pléyade de distinguidos ex alumnos universitarios que construyen y reafirmar la grandeza de la Universidad Autónoma de Nuevo León.

Herramientas personales