Entre la tristeza y esperanza de los migrantes

De WikiNoticias UANL

2 de octubre de 2006

Coloquio: Problemas, retos y oportunidades de la Interculturalidad, los días 28 y 29 de septiembre de 2006.

La Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL) organizó el Coloquio: Problemas, retos y oportunidades de la Interculturalidad, los días 28 y 29 de septiembre de 2006, con la participación de académicos de Costa Rica, Estados Unidos, Nicaragua y México.

La serie de conferencias fue inaugurada por el doctor Kenneth Gergen del Swarthsmore College de Estados Unidos, en el auditorio “Víctor Gómez” de la Facultad de Contaduría Pública y Administración (FACPYA).

La jornada continuó con la conferencia “Interculturalidad e identidades entre la tristeza y la esperanza: las reconstrucciones identidarias de los mexicanos en los Estados Unidos desde una perspectiva psico-sociológica”. La doctora María Elena Ramos Tovar habló que el conocimiento debe ser algo cuyo objetivo sea alcanzar el bienestar de la sociedad.

Sobre el estudio que realizó a migrantes en Estados Unidos, la investigadora social de la UANL analizó el discurso de los involucrados como políticos de ambos países y los mismos migrantes.

El discurso de los encargados de la frontera mexicana es victimizar a los migrantes, que sufren, y son víctimas de abusos, mientras que se resaltan sus cualidades, por ejemplo que son trabajadores, así como ser parte fundamental de la economía del país con las remesas que envía. Pero el mismo Estado no hace algo para evitar ese éxodo de connacionales.

En contraparte por el lado estadounidense, los migrantes en el discurso son manejados como un peso para el gobierno víctimas de prejuicios, racismo o xenofobias. No apoya ni se expresa en contra, solo los omite. Además que el Internet es casa de organizaciones de grupos que están contra los migrantes.

Dijo que el estudio fue realizado a 16 personas, 8 hombres y 8 mujeres, de 25 a 49 años. Curiosamente expresó la doctora 8 personas contaban con la educación preparatoria. También dividió los sentimientos que se viven en el proceso migratorio.

En la tristeza el migrante no puede recuperar lo que perdió, y hace un recuento de su vida en México. En la esperanza, se da entre personas con una estancia en el lugar mayor de 5 años, cuya situación su encuentra un poco más estable pero continúan igual de desfavorable, trasladan su actitud positiva hacia sus hijos, que ya están en la escuela, que aprendieron inglés y tienen amigos estadounidenses. Mientras que el miedo, es un peligro concreto al bienestar físico, y nunca desaparece en el migrante.

Herramientas personales