Empate con sabor a derrota

De WikiNoticias UANL

3 de mayo de 2007

Las tigrillas de la UANL no supieron mantener su ventaja ante la Escuela Superior de Educación Física y empataron a dos goles en la segunda ronda del futbol femenil de la Universiada 2007.


Transcurría el minuto 13 del partido cuando Daniela Rodríguez rompió el hielo de los goles. La tigrilla portadora del número 16 abrió así las posibilidades del equipo de fútbol soccer de la UANL, y marcó la ventaja ante la Escuela Superior de Educación Física (ESEF) del Distrito Federal, este jueves 3 de mayo.

En un partido verdaderamente disputado, las felinas anotaron otro gol en el minuto 35, esta vez de la autoría de Dinorah Garza, para luego ver entrar en la portería rival el primer gol de las capitalinas, a la altura del minuto 39.

El segundo tiempo transcurrió con desventaja para las de casa, y a 77 minutos de correr tras el balón, las muchachas de la ESEF empataron el juego.

La entonces Directora Técnica de las Tigrillas de la UANL, Alma Rosa Cavazos, no despegó la vista de sus muchachas ni un instante del partido.

“Creo que se dejaron caer cometiendo varios errores” comentó. “Esto aunado a que el árbitro estuvo marcando muchísimas cosas en contra de ellas que les hicieron, por su falta de experiencia, perder la cabeza. El árbitro no tiene nada que ver en el desarrollo del partido, pero si influye, se tardaba en marcar los fuera de lugar, las faltas, permitió que avanzaran en los saques de banda más de diez metros, son cositas que se van sumando a un mal juego que llevaban las muchachas.”

Pero la “maestra” como respetuosamente le llamaban las tigrillas se mostró optimista para enfrentamientos futuros.

“Creo que mañana podemos tratar de calificar, la esperanza nunca muere hasta el último minuto. Tengo que hablar con las muchachas para que tomen calma y experiencia de esto y que no ocurra en siguientes juegos.”

Daniela Rodríguez Rivera aun ardía de sol, adrenalina, y lamento porque su primer gol no constituyó el inicio de una jornada de triunfo. Así la abordamos al final del desafío.

“Nos desconcentramos, empezamos a bajar un poquito el rendimiento, debido a que nos confiamos. Se tuvieron que hacer algunos cambios debido a las tarjetas, eso varió el ritmo de juego y los resultados. Pero estoy segura que tenemos para más, mañana iremos con todo para ganar, sé que muchas van a entrar con otra actitud, y así es esto, hay que aprender de cada juego.”

El gol de Daniela fue secundado por el de la tigrilla número 9, Dinorah.

“Hubo cambios de jugadoras muy precipitados que nos desbalancearon, la jugadora que entró quizás no traía el ritmo que nosotras habíamos alcanzado, también tuvimos descuidos abajo, más que nada pienso que no nos pusimos a tocar el balón, un poco de confianza de más.”

El Árbitro coahuilense Jorge Contreras aseguró a pesar de los detalles, ese fue un partido de nivel.

“Estuvo muy disputado, parejo, al principio se inclinaba un poquito hacia el equipo de casa, pero las visitantes supieron llevar el juego. Pienso que el torneo va empezando, hay mucho nivel y hoy las jugadoras se enfrascaron en un buen partido.”

La capitana Adriana Águila no estaba conforme, pero mantuvo la cabeza fría y trató de sacar provecho de la experiencia.

“Tuvimos más oportunidades de meter gol nosotros, estuvimos más al frente, pero no los metimos y desgraciadamente nos empataron el partido. El equipo está bien, ahorita vamos a reunirnos, vamos a ver en qué fallamos y tenemos que concentrarnos para el juego de mañana. No confiarnos, en cada partido tenemos que pelear el balón e ir por el triunfo, no hay más. Los primeros goles nos dieron mucho gusto, son emociones que se desbordan en ese momento, pero no creo que tuviéramos exceso de confianza sino más que todo desconcentración.”

Así cerraron las tigrillas la jornada en los 80 minutos del deporte más hermoso del mundo. Lo que sucedió a continuación fue definido por la capitana Águila: “Vamos con la mentalidad de sacar el oro, vamos a dejar todo en la cancha y a morirnos allá dentro.”


Herramientas personales