El otoño amotinador en Francia

De WikiNoticias UANL

16 de enero de 2006

¿Existe la posibilidad de analizar científicamente un problema tan candente como los “disturbios” de los jóvenes de las “cités” que fueron la primera plana mediática y política de las tres primeras semanas de noviembre 2005? El sociólogo francés Gérard Mauger responderá ésta y otros cuestionamientos el lunes 16 de enero en el edificio de posgrado de la Facultad de Filosofía y Letras.

Durante el otoño del 2005, las noches de la llamada Ciudad Luz se vieron iluminadas por dantescos incendios de coches, autobuses, comercios y edificios provocados por jóvenes en zonas marginales.

A partir del 27 de octubre de 2005 sucedieron disturbios en París y sus alrededores, acciones violentas que arrojaron como resultado cientos de detenidos y policías heridos. Y para hablar sobre este fenómeno social, el doctor Gerard Mauger dictará la ponencia "El otoño amotinador: las transformaciones de los estilos de vida marginales de los jóvenes de clases populares".

La disertación del director de investigación del Centro Nacional de Investigación Científica (CNRS) se llevará a cabo el 16 de enero, a las 18:00 horas, en la sala de usos múltiples del Edificio de Posgrado de la Facultad de Filosofía y Letras.

La Participación de también subdirector del Centro de Sociología Europea (EHESS, CNRS)se da en el marco del ciclo de conferencias organizado por la UANL, la Alianza Francesa de Monterrey, la Asociación Franco-Mexicana y el colectivo de universitarios “Raisons d’Agir” (Razones para Actuar).

El académico galo realizará un análisis sobre la problemática que amenazó con extenderse a toda Europa, violencia que comenzó cuando dos adolescentes de Clichy-sous-Bois, Bouna Traore, de 15 años, y Zyed Benna, de 17, murieron electrocutados dentro de una subestación, donde se escondieron al creerse perseguidos por la policía.

“EL OTOÑO AMOTINADOR”

¿Existe la posibilidad de analizar científicamente un problema tan candente como los “disturbios” de los jóvenes de las “cités” que fueron la primera plana mediática y política de las tres primeras semanas de noviembre 2005?

Proponemos, por un lado, establecer una versión controlada de los hechos: versión necesariamente provisoria pero objetivada y por lo tanto adjudicada, si no a la refutación, al menos a ciertas rectificaciones.

Por otro lado, se trata de establecer un repertorio de tomas de posición suscitada por los “disturbios”. Aunque sean requisitos previos, este relato y este repertorio no dispensan de contestar a la pregunta que, al menos en apariencia, las diferentes categorías de exegetas se hacen: ¿cómo explicar estos “disturbios”?

Herramientas personales