El mejor regalo de Navidad es tener salud

De WikiNoticias UANL

22 de diciembre de 2006

"El mejor regalo de navidad es tener salud" expresó Jaime Méndez Ayala , odontólogo de profesión que hace más de 15 años recibió un trasplante de hígado en el Hospital Universitario, que le dio una segunda esperanza de vida. Porque en una época como la de Navidad el mejor regalo es dar vida, el Hospital Universitario “José Eleuterio González” realizó su ya tradicional posada para las personas beneficiadas por el trasplante de un órgano.

Los festejados fueron llegando a las instalaciones del Hospital Universitario acondicionadas ex profeso para la ocasión. Algunos pacientes aun en rehabilitación, otros integrados 100 por ciento a sus actividades cotidianas, se dieron tiempo para convivir con personas que han pasado por problemas semejantes, además de también estar al lado de médicos y personal administrativo.

Entre pastel, refresco y tamales, los ahí reunidos intercambiaron experiencias de cómo se encuentran al paso del tiempo, algunos aun en silla de ruedas, con tapabocas o caminando como si nada hubiera pasado.

Fue Jaime Méndez Ayala quien más se hizo notar al llegar al Auditorio 2 del Hospital Universitario. Entre saludos y bienvenidas dejaba notar la alegría por estar vivo gracias a un trasplante de hígado que le fue practicado hace ya poco más de 15 años, por lo que una de sus labores como beneficiado es ahora dar conferencias acerca de su experiencia.

"El mejor regalo de navidad es tener salud" expresó el también odontólogo de profesión, presumiendo sus más de 30 conferencias impartidas durante el año acerca de la segunda oportunidad que tiene de vivir.

Quien también dio testimonio del milagro de la vida a través de un trasplante fue Aidee Villanueva quien agradeció el profesionalismo de los médicos que la han vuelto a convertir en una persona completamente activa, permitiéndole desempeñar su trabajo en la Facultad de Derecho y Criminología, por lo que realizó un exhorto a sumarse a la Asociación Civil "Donar" para que el mayor número de personas resulten beneficiadas.

"Estamos divulgando la cultura de la donación de órganos, que la gente entienda lo maravilloso que es donar vida después de la vida.

"Yo creo que todos tenemos una maravillosa oportunidad en la vida de hacer buenas obras, bondades, de hacer buenos hábitos, de dar nuestro corazón al próximo al que menos tiene, al que más necesita. Esa ayuda Dios la traduce en obras, entonces ¿para qué queremos los órganos si ya nos vamos a morir y no le van a servir a nadie?”.

Aidee mencionó que su intención es credencializar a 100 mil personas y de realizarse así la cuota para las personas que necesitan un órgano, se cubriría con la promoción de esta cultura, salvando muchas vidas.

También dijo la historia de un rey persa quien se propuso obtener todo el conocimiento del mundo, por lo que llamó a todos sus sabios y recorrieron todo el mundo a lo largo de 10 años buscando todo el conocimiento, concentrando lo recabado en una biblioteca con 10 mil libros, por lo que el jerarca les replicó que el no tendría tiempo de leer 10 mil libros, y les pidió que lo disminuyeran. Por este motivo los sabios después de otros 10 años redujeron los libros a un solo tomo, se lo llevaron a un rey, quien les volvió a pedir, ahora, que lo redujeran a una hoja. Y después de 10 años más lo redujeron a una hoja.

"Tanto le escribieron a una hoja, el mayor conocimiento del mundo se reduce a una palabra: Sobrevivencia, y eso es lo que estamos haciendo aquí nosotros. Nada en la vida es circunstancial, estamos aquí porque ese ángel maravilloso que nos donó la vida, ya está al lado de Dios, y por ese profesionalismo a los doctores. Somos héroes anónimos y estamos aquí porque tenemos una misión en la vida y esa misión es servir. Hacernos partícipes de la donación de órganos, emprendiendo una gran cruzada".

Herramientas personales