El libro con su propia vida y su propio ritmo

De WikiNoticias UANL

20 de marzo de 2007

La cicatriz del naipe, primer poemario de José Jaime Ruiz, surge de un taller en el Centro de Escritores; posteriormente fue galardonado con el Premio Nacional de Poesía Ramón López Velarde, en 1989. Sin embargo, habría de esperar todavía dieciocho años para ver la luz, publicado por la Universidad Autónoma de Nuevo León.

La cicatriz del naipe, primer poemario de José Jaime Ruiz, surge de un taller en el Centro de Escritores; posteriormente fue galardonado con el Premio Nacional de Poesía Ramón López Velarde, en 1989. Sin embargo, habría de esperar todavía dieciocho años para ver la luz, publicado por la Universidad Autónoma de Nuevo León.

Este libro que, a decir de Óscar Estrada, llega a los lectores “cuando alcanza la mayoría de edad”, fue presentado el 28 de febrero de 2007 en el Colegio Civil Centro Cultural Universitario con los comentarios del mencionado diseñador gráfico y del escritor y periodista Gabriel Contreras.

A decir de José Jaime, quien en su labor periodística se ha destacado como editorialista de Televisa y director de la revista Posdata: “No hubo ningún impedimento (para la publicación del libro previamente), de hecho hubo personas y editoriales que me lo pidieron, pero yo preferí dejarlo reposar. Estamos en una sociedad de mucho vértigo y de repente ese ritmo nos asume y nos consume”.

“El libro tiene su propia vida, su propio ritmo, y todos estos años sirvieron de alguna manera para decantar las palabras; este es el momento del libro. No creo que tengan un momento de publicación inmediatamente después de que se realicen, este es el caso.”

¿Se modificó el poemario desde que ganó el Premio Ramón López Velarde hasta la versión publicada?

Se modificó mucho porque este libro lo hicimos dentro de un taller del Centro de Escritores, dentro del cual estaban precisamente Gabriel Contreras, Arnulfo Vigil, Sergio Cordero, Mario Anteo, varia gente. Se modificó desde su nacimiento; se fue modificando, modificando, hasta que llegó un punto en que lo cerramos, terminamos ese ciclo del Centro. Posteriormente lo revisé nuevamente y lo mandé a Zacatecas (al premio Ramón López Velarde). Después tuvo un reposo, lo modifiqué a principios de este milenio y decidimos publicarlo.”

El escritor también comenta que cuenta con más trabajos sin publicar: “Tres poemarios, dos libros de aforismos, el inicio de una novela, varios cuentos”.

Durante la presentación de La cicatriz del naipe Óscar Estrada se refirió al poemario como un texto que “busca en el augurio su patria”, mientras que Gabriel Contreras trazó una visión acerca de “la política del lenguaje” basada en los versos de Ruiz. Complementando la presentación, el actor Javier Sancho leyó algunos de los poemas del libro, que el autor describe como un “revisitar la ciudad a través de una lectura de tarot”. Dividido en seis secciones: “Tercera ordalía”, “Crátera”, “Otros olvidos”, “Stock out”, “Vapores” y “La cicatriz del naipe”, resulta un poemario que, a decir de Genaro Huacal, “no sólo inventa su alfabeto, sino que construye un universo particular donde la capacidad de asombro paga el cóver”.

Herramientas personales