El deseo por narrar la ciudad que viven, que desean, que sueñan

De WikiNoticias UANL

20 de marzo de 2007

Durante mucho tiempo la ciudad de México ha sido el escenario de numerosos textos, maravillando a algunos y desmoralizado a otros, lo cual ha interesado al doctor Tanius Karam, quien a través del género de crónica ha realizado un análisis del fenómeno.

Durante mucho tiempo la ciudad de México ha sido el escenario de numerosos textos, maravillando a algunos y desmoralizado a otros, lo cual ha interesado al doctor Tanius Karam, quien a través del género de crónica ha realizado un análisis del fenómeno, difundiendo parte de sus conocimientos a través del Seminario de la crónica en México ofrecido del 5 al 9 de marzo de 2007.

Con un estilo ameno y recordando su predilección por las crónicas de Carlos Monsiváis, el investigador de la comunicación, desarrolló un programa en el que analizó la evolución de la crónica en la ciudad de México.

“Yo estaba buscando aspectos fronterizos entre la literatura y la comunicación; entonces me pareció que la crónica periodística, histórica, literaria, era un tema fronterizo que me ayudó a dialogar estos dos campos”.

Así, se revisaron los relatos de Hernán Cortés y Bernal Díaz del Castillo, como representantes de la crónica de Indias; las características de la crónica del siglo XIX de Luis González Obregón y Artemio de Valle Arizpe; hasta llegar a los textos urbanos de Salvador Novo, Fernando Benítez, Elena Poniatowska y Carlos Monsiváis.

De este modo, se examinó la ciudad vista desde los diferentes enfoques de los autores mencionados, tomando en cuenta las características de los textos de cada uno y comparando sus semejanzas y diferencias, así como el cambio en el estilo del abordaje del escrito, en cada época.

Al respecto, este 20 de marzo de 2007 Karam explicó que se ha enfocado en el estudio de la ciudad por constituir el objeto más cercano y de experiencia directa, pues forma parte de su cotidianidad.

“En este sentido la literatura me ayuda a vincularme de otra manera con la realidad y se convierte como una extensión de ésta; también me interesan otros dispositivos, como el cine, la poesía… es decir, cómo aparece la ciudad en estos casos”.

Durante el desarrollo del curso se llegó a la conclusión de que en los textos sobre la ciudad de los palacios, permean dos grandes ejes: el semántico, que se mueve desde la grandeza de la ciudad contraponiéndola con la decadencia y la miseria de la misma, y el temporal, que realiza una descripción ordenada de los tiempos, hasta llegar a la dimensión posapocalíptica de la ciudad de Monsiváis, donde todo está entrecruzado.

Para Tanius Karam, existe una gran diversidad de estilos narrativos, “yo hablaría que hay muchas formas que coexisten con algunos ejes dominantes, por ejemplo, uso del humor, de la investigación periodística como una forma de denunciar ciertos aspectos de la ciudad, es decir, hay grandes tendencias, pero dentro de estas tendencias hay muchísimas formas que no entran dentro de estos ejes dominantes”.

Según comentó el doctor en ciencias de la información, el concepto de cronista ha cambiado, pues ya no se habla del polígrafo intelectual que narra la ciudad, como en el siglo XIX.

“Ahora hay que sumar todo un ejército de personas que tienen una afinidad por la problemática urbana, por su entorno y que producen crónicas. Habrá muchos que no tienen de profesión ni la literatura ni el periodismo ni la historia, sin embargo, sienten un deseo por narrar la ciudad que viven, que desean, que sueñan”.

Herramientas personales