El Día Nacional del Trasplante 2007 en la Facultad de Medicina UANL

De WikiNoticias UANL

1 de octubre de 2007

En el marco de la conmemoración por el Día Nacional del Trasplante en México, la Facultad de Medicina en colaboración con el Hospital Universitario “José Eleuterio González”, rindió un homenaje a todos los que han otorgado vida después de la muerte al donar alguno de sus órganos.

En el marco de la conmemoración por el Día Nacional del Trasplante en México, la Facultad de Medicina en colaboración con el Hospital Universitario “José Eleuterio González” (HU), rindió un homenaje a todos los que han otorgado vida después de la muerte al donar alguno de sus órganos.

Y es que este 26 de septiembre fue un día de fiesta para todos los que han recibido un órgano que salvó sus vidas, motivo por el cual se reunieron en las instalaciones de la Escuela de Medicina de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), para recordar a todos aquellos héroes anónimos que con la donación han salvado la vida de otros.

La lista de pacientes en espera de un órgano ha sido, desde su fundación, enorme, por eso para el Hospital Universitario fomentar la cultura de la donación es vital, así lo manifestó el doctor Uriel Chavarría, coordinador del Departamento de Trasplantes.

“Sin donadores no hay trasplante, de ahí la importancia de hablar de este proceso por la lucha de seguir vivos y estar con los seres queridos, por eso decimos que la donación es solo para los luchadores, para todos los que desean seguir viviendo y están dispuestos en seguir adelante orgullosos de estar aquí y del héroe que les salvó la vida”, dijo el especialista de la UANL.

Chavarría destacó que la cultura de la donación ha ido en aumento considerablemente, sin embargo mencionó que aún existen los paradigmas en las personas al creer que la donación es un proceso escabroso y que el dolor por la pérdida de un ser querido impide muchas de las veces que este proceso se lleve a cabo.

“Cada vez son más las personas que afirman estar de acuerdo con la donación, desde hace tres años el nivel de aceptación a aumentado, aunque no debemos dejar caer las cifras, pues aún falta mucho por hacer, falta labor de difusión y la cultura de los médicos por ofrecer la posibilidad de la donación en el momento del fallecimiento”, recalcó.

Estadísticas del Centro Nacional de Trasplantes indican que en los últimos cinco años (2002-2007) en México se han realizado más de treinta mil trasplantes de órganos, de los cuales cerca del noventa por ciento de las transfusiones son un éxito, pero a la fecha (1 de octubre de 2007) más de 10 mil personas están en espera.

HOMENAJE A LA VIDA

Con velas blancas que simbolizan la vida y globos de color rojo que representan el amor, catedráticos, investigadores, cirujanos, pacientes y sus familias, recordaron a los donadores de órganos como héroes que han salvado miles de vidas, esto en una emotiva ceremonia realizada en el auditorio 4 de la Biblioteca Central en la Facultad de Medicina.

“Promover la cultura de la donación es un esfuerzo de todos, de los médicos, investigadores, de los mismos pacientes y de la sociedad civil, que a final de cuentas tiene el poder de decisión, al aceptar la donación como una opción de vida”, dijo María Inés García Espinosa, paciente con trasplante renal, realizado hace siete años en el HU.

En su discurso, García Espinosa mencionó que el proceso su transplante fue muy difícil, pues no sólo tuvo que lidiar con la larga espera, sino con los síntomas de su enfermedad, además de la terrible presión psicológica que generaba la desesperación de sus familiares.

“Estar muy cerca de la muerte es una experiencia muy difícil pues nunca sabes cuánto tiempo más vas a estar aquí; te decaes mucho por la enfermedad y por ver la tristeza de tus familiares al sentirse impotentes, pero yo agradezco mucho al héroe que me salvó y que me prestó una parte de su cuerpo, para seguir viviendo”, dijo emocionada.

Durante el evento, pacientes trasplantados y en espera, contaron sus experiencias sobre el proceso de donación y aprovecharon para invitar a la sociedad para que se una al esfuerzo por promover la cultura de la donación, pues manifestaron que todo ser humano está expuesto a enfermedades y accidentes.

Por su parte Irma Guadalupe de Osio, coordinadora de Trasplantes de Tejidos y Órganos en el Hospital Universitario, recalcó la importancia del proceso de donación en el momento de la muerte.

“Cuando alguien fallece por muerte cerebral, que es muy raro que alguien muera así, se pueden salvar muchos órganos ya que deja de circular la sangre en el cerebro primero y después se para el corazón, pero como el corazón dura unas horas latiendo, los órganos reciben sangre y siguen trabajando y es cuando los puedes salvar”, mencionó la coordinadora de trasplantes.

Agregó que la mayoría de la gente no dona porque nadie les pregunta, porque no saben, dijo que falta mucha cultura de la donación, pues se debe de infundir la cultura en los ciudadanos de que cuando alguien muera, los mismos familiares digan quiero donar.

En Nuevo León, instancias como el Hospital Universitario y la Secretaría de Salud, continuaban operando hasta la publicación de esta nota, un programa a favor de la donación, otorgando al público interesado una credencial que autoriza al titular, como donador voluntario en el momento del fallecimiento.

Herramientas personales