Educación básica, pilar de la Ciudad Internacional del Conocimiento

De WikiNoticias UANL

31 de enero de 2006

Para lograr construir la Ciudad Internacional del Conocimiento a la que se aspira, es necesario alinear la educación básica hacia esa dirección, ante este escenario los maestros y el proceso de enseñanza adquieren una relevancia sin precedentes”, expresó Raúl Rangel Hinojosa, presidente del Consejo Consultivo Estatal de Participación Ciudadana para la Educación.

Para lograr construir la Ciudad Internacional del Conocimiento (CIC)a la que se aspira, es necesario alinear la educación básica hacia esa dirección, ante este escenario los maestros y el proceso de enseñanza adquieren una relevancia sin precedentes”, expresó Raúl Rangel Hinojosa, presidente del Consejo Consultivo Estatal de Participación Ciudadana para la Educación.

En el marco del primer Foro Internacional sobre Prácticas Educativas Exitosas -que convocó la UANL y el Gobierno del Estado-, Rangel Hinojosa dejó claro que el magisterio debe regresar a ocupar el lugar de intelectuales y guías respetados por la sociedad.

Incluso apuntó que la realidad hoy es que las escuelas del estado no se encuentran preparadas para transmitir las competencias requeridas para insertar a los alumnos en este nuevo contexto; sin embargo, habrá qué responder a los nuevos desafíos.

MAGISTERIO, PIEZA CLAVE

En su participación, Raúl Rangel Hinojosa, quien además preside el Consejo Consultivo de la Facultad de Derecho y Criminología, expresó que la cobertura ya no es el reto de antaño, ahora es la calidad y el dilema es cómo responder a los nuevos desafíos.

“Hoy, en los albores del siglo 21, el entorno nos envía señales que apuntan a hacer cambios trascendentales y hemos entendido; la estrategia del futuro, la orientación del desarrollo hacia la economía y ciudad del conocimiento, conceptos que no son abstractos, son la nueva realidad de nuestro contexto”, puntualizó.

En su discurso, dijo que se está ante la oportunidad de colocar al estado en el mundo en igualdad de circunstancias; pero también ante el riesgo de que si no se actúa rápido, otros serían los que capitalicen lo que no se supo aprovechar.

“Es por esto que debemos fijar nuestra mirada en la dirección correcta y la estrategias para fincar las bases de crear una ciudad del conocimiento es la acertada: la educación es el impulsor del cambio que queremos lograr en el estado, y para hacer más específicos, la educación básica; si no lo visualizamos así y no actuamos en consecuencia no podremos alcanzar los objetivos planteados y habremos fallado a la sociedad”, dijo Rangel Hinojosa.

El catedrático universitario sentenció a la audiencia reunida en la Biblioteca Universitaria “Raúl Rangel Frías”: Si la sociedad a la que sirve el sistema educativo es cambiante, la enseñanza debería cambiar.

“Será muy difícil construir la CIC a la que aspiramos si no logramos alinear la educación básica en esa dirección; hasta hoy, admitamos la realidad: nuestras escuelas no se encuentran preparadas para transmitir las competencias requeridas para insertar a los alumnos en este nuevo contexto”, dijo.

De esta manera, si no se involucra el magisterio en las tareas requeridas para sentar las bases de la nueva sociedad será muy difícil -a la vuelta de unos años-, contar con el capital humano preparado para asumir los retos que este cambio demanda.

“Es necesario que los maestros regresen a ocupar el lugar de intelectuales y guías respetados por la sociedad, esperamos que eventos como el de hoy (31 de enero de 2006) se repitan para que no escatimemos esfuerzo alguno en el apoyo al magisterio y su involucramiento en la construcción de la CIC y su reconocimiento como pilar de este esfuerzo”, dijo.

Herramientas personales