Educación a Distancia: Respuesta a creciente demanda de formación y capacitación

De WikiNoticias UANL

17 de agosto de 2005

Manuel A. Sepúlveda Stuardo, director de Educación a Distancia de la UANL. (2005)

La educación a distancia no sólo es necesaria, sino indispensable como única respuesta para atender procesos cada día más crecientes de formación y capacitación con calidad de recursos humanos, señaló Manuel A. Sepúlveda Stuardo, hasta entonces director de Educación a Distancia de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL).

Por esa razón, la Máxima Casa de Estudios ha recurrido a esta estrategia metodológica para atender la demanda de una mayor cobertura, sobre todo en el nivel medio superior y la actualización y capacitación de personas incorporadas en el mercado laboral.

En esos diez años se habían incrementado de una a quince facultades con actividad académica en esta modalidad, ofreciendo 300 cursos de licenciatura, 54 de maestría y 13 de doctorado a distancia en programas conjuntos con otras instituciones universitarias de acuerdo a los resultados del diagnóstico recientemente aplicado a las 26 facultades de la Universidad.

“La educación a distancia –explica Sepúlveda Stuardo– es una alternativa metodológica de formación y preparación de recursos humanos que pasa a ser una estrategia básica y fundamental no sólo para la Universidad, sino para los distintos niveles educativos”

¿Cuál es la importancia de la educación a distancia en la UANL?

La educación a distancia tiene básicamente dos responsabilidades muy importantes: por un lado la cobertura que consiste en atender a una población mayor. La presión de la cobertura se da fundamentalmente en preparatoria. Sin embargo también esto sucede a nivel licenciatura y posgrado.

En ambos procesos la educación a distancia juega un papel fundamental ya que es la única respuesta para atender procesos cada día más crecientes de formación y capacitación de recursos humanos para hacerlos más competitivos y ponernos en condiciones similares a los países más desarrollados en materia de calidad, así que no sólo es necesaria sino que es indispensable.

  • ¿Qué características tiene la educación a distancia en la Universidad?

Desde que iniciaron las primeras actividades formales en 1995, se caracterizó como un proceso de formación no virtual, sino un modelo que combinara la distancian y la presencialidad. No le apostamos desde un comienzo a la educación virtual, porque concebimos la educación como un proceso de socialización, de relaciones humanas, donde la tecnología es un medio, no un fin, para conseguir estos objetivos.

De esta forma, el maestro y el alumno pasan a ser insustituibles en el proceso educativo; por eso la educación a distancia la conceptualizamos como un proceso que: mantiene la relación alumno-profesor, alumno-alumno; que hace uso de los medios tecnológicos de comunicación e información para la distribución del conocimiento; que trabaja con metodologías y currículos flexibles y que privilegia de una manera muy importante el contacto entre profesores y alumnos y alumnos con alumnos. En síntesis concebimos a la Educación a Distancia como un proceso de calidad con las mismas exigencias que la educación presencial. No podemos formar dos tipos de alumnos en términos de calidad.

Se trabaja con tecnología, currículos flexibles, metodologías flexibles, pero en algún momento del proceso se da el contacto entre profesor y alumno y alumnos entre sí. ¿Cuánto dedica el modelo de la Universidad a la presencialidad? Eso depende de los objetivos que cada profesor quiera lograr.

  • ¿Cuál es el modelo organizacional?

Hemos diseñado un modelo que nos permite tener una comunicación permanente con las facultades, la Dirección de Educación a Distancia es un organismo central, pero quienes son los ejes centrales del proceso son los maestros y alumnos de cada facultad y preparatoria. En ese sentido en cada facultad se nombra a un coordinador y tiene cinco áreas Salud, Ciencias Sociales, Ingenierías, Ciencias Naturales y Artes y Humanidades, a su vez a cargo de un coordinador para movilizar el trabajo hacia el interior; eso nos permite tener una comunicación fluida.

  • ¿Cuáles son las tecnologías de la comunicación e información en la UANL?

La Universidad ha avanzado mucho en estos diez años, está encabezando en el país el uso del satélite y la capacidad de conectividad vía satelital tanto a nivel nacional como internacional. Somos la única universidad mexicana que hacia el interior está conectada vía satélite a través de las dos redes: la nacional Edusat y la internacional ATEI que le permite conectarse con todos los países iberoamericanos, incluyendo Portugal y España.

El 80 por ciento de las facultades tienen la red satelital internacional. Solo falta el área Mederos que por su situación geográfica hay problemas de conectividad con el satélite español. El satélite internacional también se instalará en todas las preparatorias. , de hecho el recién creado Campus Sabinas, la tiene.

La Universidad dispone también de un sistema de videoconferencia que permite comunicarse simultáneamente con ocho instituciones en el mundo y con 25 en alianzas con la UNAM. La otra modalidad de comunicación es la Internet, en la que se ha avanzado en conexión, incluso inalámbrica. Lo que sigue ahora es hacer la conectividad vía satélite, la dirección está realizando las gestiones técnicas para aprovechar la infraestructura, en este caso del Canal 53, para utilizarlo como una vía que permita a los estudiantes conectarse vía Internet. Estamos en contacto con una empresa francesa THALES que apoya con asesoría en esta actividad.

  • ¿Cuáles son las dificultades que tiene la institución para desarrollar programas de Educación a Distancia?

Una de las principales dificultades para que la educación a distancia vaya colocándose en el nivel que necesita la Universidad es el cultural. Los profesores no están acostumbrados al uso de la tecnología, ya que piensan que el alumno aprende mejor junto al profesor. Este concepto de la presencialidad ha sido muy fuerte.

La Universidad tiene setenta años de vida académica presencial, entonces se necesita un proceso de transición de las comunidades cerradas de aprendizaje, entendiendo éstas como el salón de clase donde está el maestro, el pizarrón, el gis, el libro de texto, al de la comunidad de aprendizaje mucho más amplia donde los conocimientos ya no llegan sólo por parte del profesor sino que los medios tecnológicos como televisión, radio, video, CD y otros medios.

Entonces el maestro cambia su rol de instructor exclusivo a un facilitador que ayuda al alumno a construir el conocimiento aprovechando su propia experiencia y los medios tecnológicos.

Una tarea importante es formar a este nuevo profesor en estos escenarios de aprendizaje donde los muchachos están inmersos en la tecnología.

  • ¿En cuanto a la calidad de la educación a distancia?

Es un aspecto muy importante. La educación a distancia se ha visto como una respuesta de a la cobertura, pero una cobertura sino calidad no nos sirve de nada. Tampoco es una modalidad para hacer más económico el proceso educativo.

La educación a distancia se vio como una respuesta de cobertura, pero una cobertura sin calidad no sirve de nada, tampoco es para hacer más económico el proceso, sino para dar oportunidades de una educación de calidad a todas las personas que requieren educación.

La educación a distancia es una modalidad que se inscribe dentro del proceso de democratización del conocimiento, por eso la calidad es clave en este caso, pero no se está haciendo, incluso a nivel nacional. Debemos poner algunos candados y en eso se está trabajando, la ANUIES, preocupada por la llegada de muchas universidades que ofrecen programas de una calidad dudosa. ANUIES formó una comisión nacional, a la que fui convocado a participar, dedicada a establecer la normatividad y criterios de calidad que serán aplicados a nivel nacional.

Concluyó este trabajo con un cuerpo de normas e indicadores de calidad de tipo administrativo, pedagógico, tecnológico y metodológico que están siendo piloteados en universidades para que se concluya en un documento final con las políticas que todas deberán seguir.

  • ¿Y sobre capacitación de profesores?

Esta es una preocupación fundamental. Tenemos un programa de capacitación para los docentes de la Universidad que se divide en tres niveles: Inicial, intermedio y avanzado, existe además una sección especial en la página de la Dirección de Educación a Distancia para consulta. En el segundo semestre se subirá a la plataforma de la UANL un programa de capacitación para que los profesores puedan hacer su aprendizaje en línea.

Herramientas personales