EL Ensamble de Guitarras Clásicas de la UANL visitó distintos centros de readaptación social

De WikiNoticias UANL

5 de septiembre de 2006

A través de la música los internos de los distintos centros de readaptación social de Nuevo León se sintieron libres con la presentación del Ensamble de Guitarras Clásicas de la UANL


Después de pasar por las revisiones de rutina, los integrantes del Ensamble de Guitarras de la UANL llegaron al escenario, un espacio pequeño y sencillo, pero con la gracia de haber sido decorado por los reclusos.

Cuando se abrió el telón rojo, el ensamble se encontraba listo para compartir su trabajo incluido en el repertorio de su disco Guitarreando por el mundo.

Las gradas estaban casi completamente llenas, sólo algunos pequeños claros entre los internos e internas invitados a la presentación. Reinaba un ambiente de atención ante lo que sucediera arriba del escenario.

Al comenzar con una melodía suave a tres guitarras, los comentarios acerca del espectáculo no se dejaron esperar, al igual que los aplausos.

Antes de cada melodía, los músicos ofrecían una breve introducción de las canciones a interpretar, de los instrumentos originalmente utilizados en su musicalización y del ritmo.

Con ello trataban de involucrar a los jóvenes, quienes en algunas melodías participaban siguiendo el ritmo e incluso en “Swing love”, se les podía ver acompañar al ensamble con las palmas e incluso bailar en sus asientos.

“Este es otro ambiente, se siente otra vibra, otra sensación de parte de la gente, el público valora mucho más tu trabajo”, expresó Eduardo González Soto.

“Una manera de tenderles la mano a quienes por diversas circunstancias se encuentran recluidos es tratando de que por un momento sientan la libertad que da la música y puedan viajar con nosotros por el mundo a través de los tangos, los boleros, las melodías mexicanas o el rock”, agregó.

“Esta es una labor meramente social con el deseo de que más público nos conozca y conozca nuestro trabajo.”

Finalmente, concluyeron su recital agradeciendo a quienes hicieron posible su visita a los distintos centros de readaptación social del estado, principalmente a Leticia Palomino coordinadora de Programas de la Dirección de Readaptación Social y a la Dirección de Artes Musicales y Difusión Cultural de la Universidad Autónoma de Nuevo León, donde Carolina Ayala fue la encargada de hacer los contactos y conseguir los permisos para sus presentaciones.

“No importa lo exhaustivo del trabajo o las revisiones, sino llevar un rato de esparcimiento a los internos, quizá a algunos no les interese, pero con que a uno sólo le llegue la música, nos sentimos recompensados”, expresó Ayala.

El programa Gitarreando por el mundo fue disfrutado por los internos del Centro de Readaptación Social de Cadereyta, el 16 de agosto, Apodaca, el 17 y Topo Chico, el miércoles 23 de agosto de 2006.

Estas funciones se suman a las anécdotas y episodios que en quince años los han marcado, entre ellas las visitas y presentaciones internacionales.

Definieron como una experiencia indescriptible tocar frente a públicos no asiduos a conciertos como el de preparatorianos a través del Programa de Apoyo al Módulo de Artes y Humanidades, ya que en ellas encuentraron a quienes se motivan a seguir el camino de la música.

El objetivo fue despertar el gusto por la cultura y en este caso, principalmente por la buena música de guitarra, independientemente del ritmo que se toque.


Herramientas personales