Distinguen a Enrique Krauze con Doctor Honoris Causa

De WikiNoticias UANL

13 de septiembre de 2007

El historiador y ensayista Enrique Krauze recibió la distinción académica de Doctor Honoris Causa por la Universidad Autónoma de Nuevo León, en sesión solemne realizada en el Teatro del Campus Mederos.

El doctor Enrique Krauze Kleinbort, nacido en la Ciudad de México, es un polémico editor, historiador y ensayista mexicano, director de la Editorial Clío y de la revista cultural Letras Libres, miembro de las junta directiva del Instituto Cervantes y de la empresa de televisión Televisa.

Cursó la Licenciatura en Ingeniería Industrial en la UNAM y el Doctorado en Historia en El Colegio de México. A los 20 años inició su actividad pública. De 1968 a 1970 participó como consejero universitario por parte de la Facultad de Ingeniería. Por casi 20 años colaboró con Octavio Paz en revista Vuelta y desde 1989 es miembro de número de la Academia Mexicana de la Historia.

“Me da una enorme satisfacción haber sido testigo de este reconocimiento Honoris Causa para una persona a la que admiro y respeto desde hace mucho tiempo: Enrique Krauze, un universitario, maestro, historiador, escritor, investigador social, periodista crítico, literato, comunicador social y cultural”, dijo de su persona el licenciado José Natividad González Parás, Gobernador de Nuevo León.

Por toda su trayectoria, desde sus múltiples facetas, el doctor Enrique Krauze recibió el Doctorado Honoris Causa y aquí el discurso que ofreció a la audiencia reunida el 13 de septiembre de 2007 en el Teatro Universitario.

“Me emociona esta distinción de la Universidad Autónoma de Nuevo León, en primer lugar por tratarse de un reconocimiento que proviene de Monterrey; estoy seguro que nací en la Ciudad de México hace 60 años, pero si se ha perdido esa acta de nacimiento, tendría sospechas de mi lugar de nacimiento, porque Monterrey ha tenido muchas bendiciones para mí, que sospecho que si físicamente nací en Ciudad de México, espiritualmente nací aquí, en Nuevo León y particularmente en Monterrey.

Primero porque he tenido la inmensa suerte de encontrar aquí a amigos entrañables y valoro la amistad como la forma más pura del amor.

Segundo lugar porque ha sido una ciudad en la que tuve los primeros reconocimientos y alicientes para una labor de crítica del poder que creo que es importante que se desarrolle en México, y aquí fue donde me inicié en el periodismo.

Y en tercer lugar por la oportunidad que ten tenido de organizar eventos y tratar de convertir a Monterrey en una ciudad de vanguardia intelectual.

Agradezco mucho este reconocimiento, porque –como el maestro Mattelart- también para mí es el primer doctorado Honoris Causa que tengo, pero en todo el mundo, y es que quienes escribimos no trabajamos para eso, pero cuando llegan reconocimientos de este tipo, uno los agradece muchísimo y que sea esta Universidad la que generosamente me lo otorga es también muy importante.

Hace muchos años cuando leí un ensayo autobiográfico de don Daniel Cossío Villegas una frase me impactó muchísimo <<Mi generación lo que quiso es simple y sencillamente hacer algo por México>>, a mí esta frase tan sencilla, pero tan complicada, me marcó mi destino.

Han sido ustedes, con este reconocimiento, los que le dan valor al trabajo de muchos años. He querido difundir la historia de México para que llegue a miles de millones de personas. He querido siempre levantar una voz pública de crítica ante los poderes de México y esa voz crítica, no la mía sino de todos los que trabajamos en estos ámbitos, es hoy cada vez más importante.

Por el incentivo que supone para mí -en mi trabajo de empresario cultural, historiador y crítico- este reconocimiento, les estoy a la Universidad Autónoma de Nuevo León, a ustedes y a todos mis amigos en esta ciudad en la que espiritualmente nací, muy agradecido”.

Herramientas personales