Disciernen sobre participación ciudadana

De WikiNoticias UANL

1 de septiembre de 2010

La Universidad Autónoma de Nuevo León inició el 1 de septiembre el foro "Participación Ciudadana en el Proyecto de Nación", con la intervención de los pensadores mexicanos Enrique Semo y Víctor Orozco.

Inició el mes patrio, y en el marco del Bicentenario de la Independencia y Centenario de la Revolución arrancó el Foro Nacional: Participación Ciudadana en el Proyecto de Nación, convocado por la Universidad Autónoma de Nuevo León y que tiene como sede el Aula Magna “Fray Servando Teresa de Mier”, del Colegio Civil Centro Cultural Universitario.

Y en ese espacio coincidieron dos pensadores mexicanos: Enrique Semo y Víctor Orozco, quienes reflexionaron acerca de las “Etapas fundacionales e ideario de Nación” y coincidieron en que la participación ciudadana ha sido la pieza clave para la construcción del México de hoy.

El Rector Jesús Ancer Rodríguez dijo en su mensaje de bienvenida a los académicos, investigadores y estudiantes que abarrotaron el Aula Magna del Colegio Civil Centro Cultural Universitario, que las problemáticas sociales actuales no les son ajenas a las instituciones de educación superior y que asumen el compromiso de atenuar esta situación para reconstruir el tejido social tan lastimado.

REFLEXIONAN SOBRE EL PROYECTO DE NACIÓN

El historiador, abogado y periodista Víctor Orozco, expuso en su disertación que a México le costó mucho llegar a ser independiente, considerando el legado difícil de superar, como es la sociedad de castas, el catolicismo como religión y una cultura de sometimiento, de súbditos, no de participación ciudadana.

“Sobre esa base social estalla la independencia, había un ansia de tener un nombre e identidad propia y somos producto de una revolución social, quizá la de más participación social en Latinoamérica e iniciamos como nación con muchos desafíos, como era mantener la soberanía, la integridad del territorio, impulsar la educación y las libertades ganadas”, expuso el académico.

Orozco dejó claro que la integridad del territorio se perdió ante Estados Unidos no por la falta de fuerzas armadas, sino por que no tenían un Estado consolidado, “estuvimos a punto de desaparecer como institución organizada, hasta que la Generación de la Reforma – integrado por los mejor preparados- promulga leyes que hasta ahora son vigentes”.

Ya en la intervención francesa México era otro, ya tenía un gobierno que se planteó como idea central la resistencia, “en 1910 México era una sociedad preñada de revolución y de la revolución emerge el México moderno; hoy los desafíos son la violencia, la pobreza, el desempleo y la desigualdad”.

El más crítico en esta primera jornada del Foro Nacional fue el historiador Enrique Semo, quien abiertamente expresó su molestia de que se adjudique sólo a unos cuantos héroes revolucionarios la construcción de México como nación.

“Hay un personaje importante que nadie menciona, los ciudadanos que fueron convocados a participar en los diversos proyectos de Nación, los que echan raíz en el pueblo y se centran en satisfacer las necesidades del pueblo”, expresó.

El académico de la UNAM dijo que los proyectos de nación no son nada nuevo, que los norteamericanos se refieren a su Constitución como su proyecto fundamental de nación y criticó que México no lo haga así, argumentó que se debe al descontento en el que siempre vivimos.

“Estamos descontentos de lo que somos y pensando en un proyecto de nación que lo va a cambiar todo, nos sentimos relegados y hacemos un proyecto de nación para ver cómo salimos y nos integramos al primer mundo; pero Proyectos de Nación van y vienen, pero el atraso se mantiene”, reflexionó.

Semo expresó que siempre en la historia de México a un lado de un proyecto de nación progresista hay otro conservador, “es una pareja que no se divorcia, siempre han estado con nosotros; y qué buscamos, la modernidad, eso que siempre se nos escapa”.

Casi al final insistió en que los héroes no hacen historia solos, es la combinación de la aceptación del dirigente en las masas y su accionar como dirigente; es decir, la participación ciudadana es la clave en cualquier proceso revolucionario.

Herramientas personales