Dirección de Orquesta Sinfónica de la UANL más internacional que nunca

De WikiNoticias UANL

8 de mayo de 2006

La pianista turca Idil Biret.

En la ciudad austriaca de Salzburgo, el 27 de enero de 1756 nació Wolfgang Amadeus Mozart. Muy pronto el padre advirtió la increíble maestría del niño con los instrumentos de teclas y con el violín. Eran los inicios de uno de los más grandes compositores e interpretes de la música clásica en el mundo.

Cien años después, el 29 de julio de 1856 murió Robert Schumann, compositor clásico alemán de la época del romanticismo, quien en escasos 46 años de vida hizo grandes aportes a este arte.

Y cincuenta años más tarde, el 25 de septiembre de 1906, nació en la ciudad rusa de San Petersburgo, el prominente compositor Dmitri Shostakovich.

Los tres aniversarios motivan el homenaje de la Orquesta Sinfónica de la Universidad Autónoma de Nuevo León (OSUANL) en la segunda serie de conciertos de la Temporada 2006, que esta vez respondió como nunca a un slogan: más internacional que de costumbre.

La gran pianista turca Idil Biret inauguró la serie con dos conciertos, anunció el maestro Félix Carrasco, director de la OSUANL, quien añadió que se van a presentar diversos directores y artistas de Turquía, Holanda, Italia, Bulgaria, Hungría, Polonia, Grecia, Vietnam, Bélgica, Austria y México. “En esta ocasión nos unimos de manera especial a la celebración del Festival Alfonsino de nuestra Universidad.”

En un encuentro de músicos y seguidores, y en presencia del ingeniero José Antonio González Treviño, entonces Rector de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), se dio a conocer el programa de presentaciones de la serie que unirá a artistas y directores de once países compartiendo escena con el ensamble durante mayo y junio en el Teatro Universitario, el Teatro de la Ciudad y el Auditorio San Pedro.

El Rector significó cómo se ha consolidado esta agrupación como una orquesta de prestigio internacional, gracias al nivel de sus artistas y al trabajo consagrado del maestro Félix Carrasco. “La orquesta es uno de los orgullos de la Universidad –manifestó González Treviño. Esta serie es solo una muestra de la amplia presencia internacional que ha tenido la universidad gracias a la Sinfónica. Además establecimos un convenio con la Asociación Iberoamericana de Televisión Educativa, para trasmitir para el mundo los conciertos de la OS.”

Y añadió que a finales de mayo se terminará el libro de la orquesta sinfónica Ascenso por los dominios del espíritu, “un tomo monumental a la altura de los catálogos de las mejores orquestas del mundo, con imágenes e historia de sus más de 45 años de trayectoria.”

El encuentro resultó además un espacio de reconocimiento, anécdotas y exhortación. A 250 años del natalicio de Mozart, 150 años de la muerte de Schumann y 100 del nacimiento de Shostakovich, bien vale hacer sobrevivir el lenguaje universal e imperecedero de la música. ¡Bravo! –entonces- por nuestra sinfónica.

Herramientas personales