Diabetes: actores sociales implícitos

De WikiNoticias UANL

13 de mayo de 2009

Los especialistas recomiendan a los mayores de 20 años que se realicen la prueba de detección de diabetes al menos una vez al año.

La diabetes es un problema multifactorial, que está ocurriendo prácticamente en todos los países del mundo pero en distinta intensidad. Aunado a una serie de sucesos que a continuación se mencionarán, uno de los mayores obstáculos a una legislación adecuada lo constituyen los intereses empresariales que se benefician con la venta y la publicidad de la comida chatarra, los refrescos embotellados y bebidas azucaradas.

El aumento de la esperanza de vida, la transición epidemiológica, dejar de ser una sociedad rural para convertirnos en poblaciones mayoritariamente urbanas, los cambios en el estilo de vida y el sedentarismo, son algunas de las circunstancias que se unieron para que se presentara este fenómeno.

“En la sociedad actual vivimos varias transiciones, y estas no son responsabilidad de una persona o de un grupo, son procesos mucho más complejos. El aumento de la esperanza de vida implica que nos enfermemos de otros padecimientos propios de esa edad”

“Los cambios de estilo de vida, el envejecimiento de la población, el uso del coche, la automatización de mucha actividades, el aumento del sedentarismo, el aumento de la industrialización, el estar cada vez más expuestos a contaminantes ambientales, así como un mayor consumo de alimentos altamente procesados, en su conjunto propician el aumento de las enfermedades crónicas en general: la ‘Diabetes’ y la obesidad’, 'Alzheimer', 'Parkinson' y 'Cáncer'”, comentó la Dra. Ana Elisa Castro Sánchez, profesora-investigadora de la Facultad de Salud Pública y Nutrición de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL).

A pesar de que estos factores están presentes en la sociedad desde décadas atrás, la concertación de una estrategia global para enfrentarlos es relativamente reciente y ha sido motivada sobre todo por el rápido aumento de la carga de enfermedades no transmisibles o crónicas (ENT), las cuales para el año 2001 constituían la causa del 60% de las 56 millones de defunciones anuales y 47% de la carga mundial de morbilidad (OMS, 2004).

La Legislación

“El ‘Informe Mundial de la Salud en 2002’ muestra que la alimentación poco saludable y la falta de actividad física son las principales causas de las ENT más importantes como las Cardiovasculares, la Diabetes Mellitus tipo 2 y determinados tipos de Cáncer”

“Posteriormente, en el 2004 se establece la ‘Estrategia Mundial sobre Régimen Alimentario, Actividad Física y Salud’, donde ya la OMS establece detalladamente lo que los países tienen que hacer para enfrentar esta epidemia que estamos viviendo y básicamente plantea dos factores importantes: la actividad física, y la alimentación”

“La OMS ha admitido que si regulamos, organizamos y mejoramos los niveles de actividad física y alimentación de las poblaciones, se impactará positivamente la prevención de varios tipos de cáncer, diabetes, hipertensión, entre las más importantes. Esta estrategia sería el lineamiento más amplio que encontraríamos en estos momentos para el diseño de estrategias específicas en cada país”, declaró la Dra. Ana Castro.

Derivado de estas directrices globales y de la gravedad de la problemática, algunos gobiernos han puesto en marcha programas apegados a las recomendaciones de la OMS. “De la actualización del modelo de alimentación que se hizo en Estados Unidos en 2005, algunos estados como California prohibieron las ventas de refrescos de cola en las escuelas, además regularon la publicidad de alimentos y bebidas con altos contenidos de azúcar, sal y grasas”.

“Europa en el 2006, lanza la ‘Plataforma Europea de Acción sobre la Dieta y la Actividad Física’, que reúne a los principales representantes de las industrias de alimentación, el comercio minorista, el sector restaurantero, y la publicidad a escala europea, a las organizaciones de consumidores y a las ONG que trabajan en el terreno de la salud”.

“Simultáneamente, algunas regiones han desarrollado programas específicos dirigidos a la población infantil, como el proyecto piloto de la Fundación ‘Kindergesundheit’ que trabaja en Alemania en 75 jardines de niños con el objetivo de inculcar buenos hábitos de alimentación. Incluso, en los jardines de niños de Baviera no hay golosinas ni barritas de chocolate, sino verduras y frutas en la cantidad que los niños deseen, prohíben las bebidas azucaradas y sólo les proporciona agua, té sin azúcar y jugos de frutas diluidos”

“Por su parte México, que se ubica en el segundo y quinto lugar mundial en prevalencia de obesidad y diabetes respectivamente, siendo el segundo consumidor de refrescos embotellados del mundo y considerado un paraíso de la comida chatarra, aún no cuenta con una política de Estado lo suficientemente clara como para proporcionar acciones multisectoriales (sociedad civil, sector privado y medios de difusión), multidiscipliaria y participativa de largo plazo y que reconozca tanto los aspectos personales como económicos y ambientales, implicados en la compleja problemática del sobrepeso, la obesidad y la diabetes, tan sólo se empiezan a dar los primeros pasos al respecto”.

“A principios de 2007 se presentó una iniciativa de reformas al Artículo 216 d la Ley General de Salud para etiquetar los refrescos con la leyenda: ‘El abuso del consumo de este producto causa obesidad, diabetes, gastritis y cálculos renales’. Sin Embargo, se ha discutido en el Congreso, que uno de los mayores obstáculos a una legislación adecuada lo constituyen los intereses empresariales extranjeros y nacionales que se benefician con la venta y la publicidad de la comida chatarra y los refrescos de cola”.

“Es muy importante la legislación. Esto de los programas varia mucho en cada país, porque va de acuerdo a cómo van progresando las legislaciones en cada lugar, incluso en un mismo país probablemente no se de igual en todas las regiones”

“Estamos entrando a una nueva era, hay muchas cosas que van a tener que ir cambiando, tendremos que aprender a comer de otra forma, pero también a vivir de otra forma, porque es todo el estilo de vida. Tendremos que pensar no en una persona que coma bien y que haga ejercicio, sino en una sociedad que se alimente mejor y que sea activa”

“Entonces, tendremos que pensar en que las ciudades puedan proporcionar eso a la gente, ciudades seguras donde la gente pueda salir a caminar, que haya espacios públicos y parques tranquilos, seguros, adecuados, cercanos a los domicilios, donde podamos dejar el auto y caminar”

“El reto representa como sociedad trabajar para no comprometer el futuro de los niños de nuestra sociedad. Y ahí todos tenemos algo que aportar, como padres de familia, como escuelas, legisladores, gobernantes, todos tenemos que participar en ello”, puntualizó la Dra. Castro, investigadora de la Facultad de Salud Pública y Nutrición.

Herramientas personales