Develan busto del doctor Pedro de Alba, universitario ilustre

De WikiNoticias UANL

24 de septiembre de 2010

Gestor y primer Rector de la Universidad Autónoma de Nuevo León, el doctor Pedro de Alba quedó inmortalizado en la Plaza de los Universitarios Ilustres.

“Aquí, en el corazón de la Ciudad Universitaria, en esta Explanada de los Universitarios Ilustres, hemos venido a rendir homenaje a quienes entregaron sus mejores esfuerzos en beneficio de nuestra Máxima Casa de Estudios; es justo reconocer la labor de estos personajes, cuya obra sirve de ejemplo a las nuevas generaciones”, expresó el Rector Jesús Ancer Rodríguez.

Lo anterior, durante la ceremonia de develación del busto del doctor Pedro de Alba, escultura hecha por el maestro Cuauhtémoc Zamudio y que se suma a las ya instadas en la Plaza de los Universitarios Ilustres: Raúl Rangel Frías, José Eleuterio González “Gonzalitos”, Eduardo Aguirre Pequeño y Genaro Salinas Quiroga; ceremonia enmarcada en el 77 Aniversario de la UANL.

“Pedro de Alba siempre ha tenido su lugar entre nosotros, en la Universidad, pero teníamos una deuda, misma que hoy saldamos de alguna medida con la presentación de la escultura de su figura en la Plaza de los Universitarios Ilustres; son nuestros héroes universitarios, piedras angulares de nuestra Institución”, expresó el Ancer Rodríguez.

HOMENAJE A FUNDADORES DE LA UANL

La Plaza de los Universitarios Ilustres fue propuesta el 12 de septiembre de 2001 para que perdure en la memoria el homenaje a quienes han sido pilares de la UANL, pues han hecho posible su creación, marcha, crecimiento y consolidación.

Fue el 19 de septiembre de 2002 cuando se inauguró esta plaza con los bustos de tres grandes universitarios: José Eleuterio González “Gonzalitos”, Eduardo Aguirre Pequeño y Genaro Salinas Quiroga, todos ellos pilares de la Máxima Casa de Estudios.

La efigie de don Raúl Rangel Frías ya había sido colocada en la misma explanada donde se ubica esta Plaza de Universitarios Ilustres, recordando a uno de los más célebres rectores que ha tenido la UANL, quien después de haber sido alumno, maestro y rector, llegó a la gubernatura del Estado, desde donde continuó apoyando el desarrollo de esta institución.

“Este día, en el marco de los festejos del 77 Aniversario de la Universidad Autónoma de Nuevo León, hemos venido a instalar el busto del doctor Pedro de Alba, fundador de nuestra Universidad, en esta Plaza de Universitarios Ilustres que además se ha remodelado para darle otra imagen y distribución”, explicó.

Ancer Rodríguez recordó palabras de Pedro de Alba, en relación a su encomienda por parte de la Secretaría de Educación que entonces lideraba Narciso Bassols García, “el establecimiento aquí de la Universidad, vendrá a ser un faro, una antorcha para el mantenimiento de los impulsos espirituales”, citó.

Es en este 2010 cuando se cumplen 50 años de su desaparición física; al momento de su muerte se encontraba en una reunión del Consejo de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), donde estaba acreditado como delegado de México.

“Pedro de Alba, fundador de nuestra Universidad, le imprimió el sello de su limpio humanismo y de su claro talento, consolidándose en 1933 la Universidad del Norte, actual Universidad Autónoma de Nuevo León; su vida es ejemplo para los jóvenes, sobre todo en estos tiempos difíciles por los que atraviesa la patria”, agregó el funcionario universitario.

Ancer Rodríguez sentenció: Pedro de Alba, Raúl Rangel Frías, José Eleuterio González, Eduardo Aguirre Pequeño y Genaro Salinas Quiroga iluminaron el camino y son ejemplo permanente para las actuales y futuras generaciones, “su labor los hizo inmortales”.

El acto tuvo lugar el 24 de septiembre de 2010, en el marco de conmemoración del Quincuagésimo Aniversario luctuoso del gestor y primer Rector de la UANL.

Herramientas personales